La ruta cultural
Por José Miguel Naranjo Ramírez
16 de diciembre de 2015

Pearl S. Buck

En el año de 1938, la Academia Sueca anunciaba que el Premio Nobel de Literatura era para la escritora Pearl S. Buck (1892-1973). Pearl S. Buck fue la cuarta mujer en ganar el afamado premio y la primera de dos mujeres estadounidenses que lo han ganado. La obra producida por Pearl es bastante amplia, aunque de manera muy general, por lo leído e investigado de su obra, puedo afirmar que gran parte de su producción está inspirada en China, lo anterior se comprende con mayor claridad al saber que la escritora estadounidense vivió desde su niñez aproximadamente cuarenta años en China.

Por lo antes señalado, China será el escenario central de la mayor parte de sus obras más conocidas e importantes, tal es el caso de la novela titulada: La Buena Tierra, publicada en el año 1931 y ganadora del Premio Pulitzer en 1932. La Buena Tierra, inicia la trilogía que Pearl escribirá sobre la familia Wang. No se necesita ser un experto en la cultura China para comprender e interesarse en la novela, porque realmente Pearl S. Buck con su pluma logró describir de manera muy sencilla la vida de algunos pueblos y ciudades, y si poco estamos familiarizados con la forma de vida en China, al terminar la lectura con toda claridad tendremos una idea de cómo se vivía en aquel país un poco antes de la China comunista moderna que surgió a partir de 1949. 

Con los datos antes expuestos vayamos directamente a conocer: La Buena Tierra, novela que narra la vida de Wang Lung y toda su familia. La historia inicia el día de la boda de Wang Lung, este personaje era un labrador, vivía con su padre y nunca había estado con una mujer, su padre quien ya era una persona grande y enfermiza, se preocupó por encontrarle a su hijo una esclava como mujer, fue a la casa grade donde vivía la familia más rica del pueblo y acordó con esa gran familia, que la esclava O-lan pasaría a ser esposa de su hijo.

Llegó el día que Wang Lung debía ir a recoger a su esposa como a cualquier objeto, tenía varias semanas que Wang Lung no se bañaba, ese día lo hizo y se arregló lo mejor que pudo, su padre le recriminó que el agua no debía desperdiciarse, que mejor se utilizará para regar la tierra, porque sólo la tierra era la vida, producía dinero y todo tenía que invertirse en la tierra. Sin embargo, para Wang Lung era importante el día de su boda, y pensaba que “un día es un día” y había que vivirlo diferente. Llegó a la casa grande a recoger a su futura esposa, a Wang Lung le costaba aceptar que su esposa no fuera a ser bonita, pero con los siguientes argumentos que le dio su padre había quedado convencido:

 “¿Quién ha oído hablar de una esclava hermosa y perteneciente a una gran casa, que fuera virgen? Todos los jóvenes señores se habrían servido ya de ella, y mejor es ser el primero con una mujer fea que el centésimo con una bella. ¿Te imaginas que a una mujer bonita le parecerían tus manos de campesinos tan agradables como las manos suaves del hijo de un rico, y tu cara, negra del sol, tan hermosa como la piel dorara de los otros que antes que tú han buscado su placer en ella? Wang Lung comprendió que su padre tenía razón.”

Cuando Wang Lung llegó a la casa grande fue tratado como un labrero, se llevó a O-lan e inició su nueva vida de casado. Pearl S. Buck al describir en su novela un régimen de esclavitud, sobrarán aquí las argumentaciones sobre los derechos de la mujer, el mal estaba en todos los niveles sociales, los ricos adquirían esclavos y los pobres sabían y creían que cuando se casaban con una esclava o mujer pobre, ésta era sólo para tener hijos y atenderlos. Bajo esa mentalidad que implicaba una educación casi general, no existía ninguna posibilidad de cambio, hasta aquí estamos describiendo parte de la organización social de la sociedad China.

En cuanto a la organización económica, la China pre-comunista tenía una economía esencialmente agrícola, de la tierra provenía absolutamente todo, es por ello que Pearl S. Buck escribía en la novela: “Wang Lung se quedó sentado, fumando y pensando en el dinero que había puesto sobre la mesa. Este dinero salía de la tierra, de aquella tierra que él labrada y removía, desgastándose sobre ella, y de las vida que se sustentaba. Gota a gota, el sudor de su frente le arrancaba el fruto, y de aquel fruto provenía la plata.”

Por años Wang Lung trabajó la tierra y se volvió un hombre rico, al grado que llegó a comprarle muchas tierras a la familia de la casa grande de adonde había adquirido a su mujer, los hijos llegaron y el mundo de Wang Lung era de prosperidad total. Con el transcurso de los años las cosas cambiaron, la sequía llegó y la pobreza vino con ella, había gente que moría de hambre, no había dinero y aunque hubiera, no había comida para comprar. Wang Lung se vio obligado a emigrar al sur con toda su pobre familia, eso sí, la tierra nunca la quiso vender, pensaba que algún día regresaría a trabajarla y recuperaría casa, dinero, y posición, porque no olvidemos que la tierra era la vida.

Wang Lung llegó a vivir a la ciudad, desconocía todo el avance de las grandes ciudades, el tren, la tecnología de la época, etc. con momentos muy difíciles empezó a trabajar, en las calles de la ciudad se escuchaba sobre guerras, revoluciones, y un día cuando algo llamado Revolución estalló, los pobres se metieron a robar a la casa de los ricos y en ese momento Wang Lung se apoderó de una fortuna de oro, lo primero que hizo fue regresar a sus tierras, reactivó sus siembras y obtuvo grandes cosechas, con el transcurso de los años se volvió un hombre muy pero muy rico, a partir de esta etapa vendrán importantes cambios en la vida de la familia Wang.

Siendo un hombre rico y con poder, los cambios más notables de Wang Lung fueron el gusto por las mujeres, la opulencia, su familia, excepto su esclava esposa, también fue atraída por los lujos, en general, la novela: La Buena Tierra, nos va a contar una larga historia de la familia Wang, donde se abordan una gran variedad de temas que implica una problemática social tan humana, que seguro estoy se viven en cualquier parte del mundo sin importar el modelo político económico que impere.

Finalmente, cuando la academia sueca otorgó el Nobel de Literatura a Pearl S. Buck, la motivación fue: “Por sus descripciones ricas y verdaderamente épicas de la vida campesina China y por sus obras maestras biográficas.” La Buena Tierra es un ejemplo de ello.

Contacto:

Correo electrónico: miguel_naranjo@nullhotmail.com