El senador Héctor Yunes pone el dedo en la llaga al señalar que Veracruz ocupa uno de los últimos lugares en creación de empleos y, lo peor, en vez de generarlos los pierde porque no existe inversión a falta de incentivos para los inversionistas por descuidos del gobierno. Recuerda que empresas armadoras de autos, Audi, Toyota, pasaron de largo para instalarse en el centro del país y no en nuestro territorio. En el sexenio pasado el gobierno del estado regaló a una empresa china el llamado “Armadillo Amarillo” que iba a construir autos y tractores, aunque no se ha concretado esa promesa, bueno sería que el gobierno actual se preocupara por atraer mayor inversión con incentivos fiscales, como lo propone Yunes Landa.