ccje01_clip_image004Ciudad de México- 2015-12-0309:42:07- En una sentencia de amparo, la Jueza Segunda de Distrito en Materia Administrativa del Distrito Federal, Paula María García Villegas Sánchez Cordero, ordenó al Estado mexicano pedir disculpas por feminicidios, y reparar el daño por el retardo injustificado de la Alerta de Violencia de Género para el Estado de México.

Y es que desde hace cinco años, en diciembre de 2010, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (ONCF), presentaron ante el Sistema Nacional de Prevención Atención Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres una solicitud para que se declarara la alerta en el Estado de México.

Para ese entonces en el Estado de México se habían documentado ya 922 casos de feminicidios, entre 2005 y 2010.

Tras la negativa, las organizaciones de la sociedad civil iniciaron un largo litigio, en la cual la Procuraduría General de Justicia del Estado de México no entregó información solicitada por el juzgado sobre cifras estadísticas del número de homicidios de mujeres en la entidad.

Tiempo de espera

Pese a esta posición de las autoridades mexiquenses, el pasado 31 de julio de este año, el Sistema, donde interviene la Secretaría de Gobernación, emitió la declaratoria de procedencia respecto a la solicitud de alerta de violencia de género contra las mujeres de once municipios del Estado de México, es decir, cuatro años y medio después de la solicitud.

En la sentencia del juzgado del pasado 2 de octubre se determinó que efectivamente había elementos para realizar la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género, pero que no se justificaba un retraso de cuatro años y medio.

En su resolución, la jueza reconoció la grave problemática que han enfrentado las mujeres del Estado de México en materia de violencia de género, así mismo enfatizó que de haberse accionado la declaratoria de forma oportuna se hubiera podido evitar múltiples casos de feminicidio en dicha entidad.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO