Ha sido tan opaca la actuación de Francisco Valencia como director de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV), que su renuncia al puesto hubiera pasado desapercibida si no fuera por que desde el gobierno del estado se ha circulado la versión de que será candidato a gobernador por algún partido de izquierda.

El texto de renuncia que Francisco Valencia dirige al gobernador Duarte de Ochoa es una verdadera joya de la subordinación: “ Antes que nada, permítame agradecer a Usted la invaluable confianza que ha depositado en mi en cuando menos dos ocasiones para colaborar en la administración pública estatal durante este sexenio”

La renuncia es una especie de confesión de las pretensiones del estado al habilitar otra candidatura a través de Francisco Valencia: “Como bien es sabido, a pesar de pertenecer a corrientes de ideológicas, tuvo a bien anteponer otras cualidades de este su servidor por el desarrollo de Veracruz, situación que resalta sin duda alguna su calidad política y moral”.