El gobierno del estado está dando un trato de aboneros a los constructores de la entidad veracruzana pues, como señala Rafael Núñez, presidente de la Asociación de Constructores del Estado de Veracruz (ACEVAC), Finanzas les está cubriendo el adeudo en pequeños pagos. Si bien esa corta aportación les permite satisfacer algunas necesidades, los constructores exigen el pago del total, que calculan en mil 500 millones de pesos tan solo en la región de Xalapa. El pronóstico más acertado sobre lo que ocurrirá es que seguirán las pláticas con Finanzas y el cuento del pronto pago continuará hasta el fin del sexenio o en otro aumento a la deuda para pagar deuda.