alujaXalapa- 2015-12-2412:56:37- Jesús Ruiz/ El director del Instituto de Ecología (Inecol), Martín Aluja Shuneman Hofer, propuso establecer el pago de un impuesto para los ciudadanos citadinos que viven y se benefician de los servicios ambientales de zonas rurales.

Lo anterior, señaló, con el objetivo de garantizar la sustentabilidad de los bosques y selvas en el estado.

Consideró que los habitantes de las ciudades obtienen beneficios con los servicios ambientales más que nadie, por lo que deben retribuir lo que estos ecosistemas las proporcionan.

“Los citadinos tendríamos que pagar un impuesto por utilizar los beneficios del bosque porque somos muy favorecidos, pero la gente que vive ahí no”, señaló.

Lamentó que la tala inmoderada y la pérdida de cobertura forestal hacen urgente que la población de zonas urbanas entienda la importancia de mantener los bosques, con lo que se podrían generar recursos para las personas de zonas rurales.

“La población es cada vez más urbana que rural y tiene muchos mejores ingresos, por eso de alguna manera va a tener que retribuir a esa zona rural que le genera los servicios ambientales para que sean sustentables”, refirió.

Shuneman Hofer aseguró que la gente se está dando cuenta de que el problema de la pérdida de los bosques está saliéndose de control, pues dijo que la crisis ambiental igualmente se refleja en pérdidas económicas.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO