Por varias razones el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, tiene preocupado al presidente nacional del PRD: primero por que sigue enlodando la maltrecha imagen de su partido al encarcelar a decenas  de maestros que protestan por el proceso de evaluación de la reforma educativa y luego por que en plena definición de las alianzas con el PAN, desde su cuenta de tweter Silvano Aureoles difundió la foto donde aparece sonriente con el gobernador Javier Duarte de ochoa primer priísta de Veracruz.

La foto no tendría relevancia alguna si no se supiera que Aureoles Conejo es muy proclive a los acuerdos con el régimen, máxime que influye en tres de los integrantes del comité nacional perredista que tendrá en sus manos la decisión de validar la pretendida alianza con el PAN, y como es del dominio público que el gobierno de Veracruz tiene especial interés por obstruir cualquier posibilidad de que se concreté una coalición entre estos partidos, la inferencia es de simple lógica ya que a ese juego también se presta Silvano Aureoles.