El espíritu navideño no parece haber llegado a los bandos priístas que disputan la candidatura al gobierno de Veracruz, y lejos de aceptar la tregua propuesta durante de la visita del dirigente nacional del PRI, ya se preparan para librar lo que podría ser una cruenta batalla que de momento no trasluce vencedores ni vencidos.

Los bloques en disputa han hecho a un lado los llamados de su dirigente y adelantan sus líneas, mientras que los senadores Jose Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa, envían un mensaje claro de que se han fusionado en su intento de lograr la candidatura para alguno de ellos, del bloque de la continuidad que encabeza el propio Javier Duarte, surge la descalificación a las mediciones del posicionamiento externo de los  aspirantes  y se alistan a la elección interna a través de una convención de delegados priístas, donde Alberto Silva considera tener el control para elegir al candidato a gobernador.