Se nos dice que Veracruz ya cambió, que la infraestructura de la entidad es moderna, que aportamos un buen porcentaje del PIB nacional, que el campo no es un problema, sino la solución, pero cuando recordamos que  Ramón Ferrari en enero de este año al tomar posesión de su cargo ofreció una nueva época en el agro veracruzano y que “va a alcanzar para todos”, y se comprometió a rescatar  los ingenios La Concepción, Independencia, El Modelo, El Potrero, Nuevo San Francisco y Nuevo San Gabriel perdemos toda confianza pues en esta semana cuatro de ellos serán puestos en subasta.