Los operadores políticos del gobierno del estado deben trabajar turno doble para desactivar los movimientos de protesta que pudieran presentarse a partir de la semana entrante. Los empresarios, los becarios, la FESAPAUV, los jubilados y pensionados, más un número indeterminado de grupos que esperan pagos pendientes del gobierno del estado podrían manifestarse en la semana que empieza el lunes venidero. El problema para el gobierno es que los adeudos suman cientos y hasta miles de millones de pesos y el dinero proveniente de la reestructura difícilmente llegará a tiempo para calmar ánimos.