Z 40
Imagen del Golfo

Conversaciones telefónicas intervenidas por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) revelan que Miguel Treviño Morales, “El Z-40”, se jactaba de tener el control de la Policía Ministerial de Veracruz durante el gobierno de Fidel Herrera Beltrán.

De acuerdo con Reforma, el expediente 08-057 de la Corte Federal del Distrito de Columbia indica que durante años la DEA intervino las comunicaciones entre los mandos de Los Zetas, como Heriberto Lazcano, “El Lazca”; Miguel Treviño Morales, “El Z-40”; Jorge Eduardo Costilla, “El Coss”, y Ezequiel Cárdenas Guillén, “Tony Tormenta”.

Una conversación del 26 de marzo de 2007, durante el gobierno de Fidel Herrera Beltrán, entre El Z-40 y Samuel Flores, \”El Metro Tres\” exhibe a los presuntos narcotraficantes planeando el envío de un cargamento de mariguana en Veracruz.

Según el expediente, Treviño Morales encargó a Flores Borrego conseguir algunos “camiones cerrados” para el flete, ya que él tenía “el control de la Policía Ministerial por todo el estado de Veracruz”.

Por esas fechas, era uno de los altos mandos del Cártel del Golfo en Veracruz, al que pertenecían Los Zetas. La DEA también revela que el 8 de mayo de 2007 interceptó otra conversación de \”El Metro Tres\” con Mario Ramírez Treviño, \”El X-3\”, uno de los últimos líderes del Cártel del Golfo. En dicha llamada, hablan sobre la aprobación y gestión del capo Jorge Eduardo Costilla Sánchez, “El Coss”, del pago de un soborno de 2 millones de dólares a “funcionarios gubernamentales mexicanos”.

Cabe destacar que la contabilidad de Los Zetas era rigurosa, pues el 10 de abril de 2007 Carlos Cerda González, “El Puma”, le llamó a “El Hummer” para recordarle que le debía 55 mil dólares de unos kilos de cocaína que le había entregado en noviembre de 2006; el exmilitar revisó los registros y reconoció que había dicho, por lo que se puso de acuerdo con él para pagarle.