Violadores
Laura Morales

Veracruz- 2016-03-2307:48:54-

Durante meses Daphne Fernández ha intentado rehacer su vida, incluso estuvo en Puebla para dejar atrás el capítulo que marcó su adolescencia, pero ni ahí se pudo librar de los porkys.

Además de miedo y vergüenza ahora se enfrenta al desprestigio que algunos conocidos de la banda de juniors intentan hacer por medio de las redes sociales.

Estuvo en Puebla pretendiendo estudiar pero no pudo por sus altibajos emocionales que la obligan a llevar un proceso terapéutico permanente en la que se incluye a la familia.

Sin embargo, Puebla resultó ser uno de los lugares más concurridos por estos jóvenes y optó por regresar a Veracruz.

Una noche de enero de 2015 ella salió de una discoteca, se disponía a subir a la camioneta de una de sus amigas, sin embargo, fue empujada por Jorge Cotaita y Diego Cruz al coche contiguo, el Mercedes Benz de Enrique Capitaine.

Adelante como copiloto se encontraba Gerardo Rodríguez, los cuatro se dieron a la fuga con la joven abordo.

El vehículo fue perseguido por las amigas pero sin éxito.

Finalmente la incomunicaron, iniciaron las agresiones de todo tipo hasta llegar a una casa en Costa de Oro propiedad de Felipe Capitaine.

Como parte de la estrategia para desprestigiarla conocidos de los Porkys crearon en Facebook un sitio mostrando vídeos de ella divirtiéndose en las discotecas.

La intensión es hacer ver a la víctima como criminal cuando únicamente se divertía como cualquier otra joven de su edad.

\”A mi hija la quiero dejar fuera de todo esto porque está dañadísima y amanecimos con la sorpresa de que casualmente en uno de los sitios donde había más de un millón de reproducciones de los vídeos donde ellos confiensan los desaparecieron y por otro lado crean un sitio que se llama Los Porkys de Veracruz donde atacan directamente a mi hija y a mí familia\”.

Aunque la denuncia se interpuso cuatro meses después afirmó que los exámenes médicos y psicólogos se realizaron en forma e incluso existen testimoniales relacionados con el evento.

\”Yo no me enteré inmediatamente del delito y hay muchas cosas que las personas no entienden, que solo entenderían viviendo un evento de esta naturaleza. Pero esto no justifica ningún atraso en todo esto. El señalamiento de la víctima es categórico en contra de los cuatro individuos\”.

Consideró que los elementos son suficientes para haber consignado desde noviembre a los juniors sin embargo, las instituciones no actúan.

Las autoridades cuentan con los vídeos grabados por el padre de la víctima, Javier Fernández, donde los cuatro muchachos confiesan haberse equivocado al abusar sexualmente de ella pero aún así siguen sin resolver el caso.

Cabe mencionar que se señalan cuestiones políticas ya que se trata de familias adineradas y con tratos con el Gobierno.

Incluso uno de ellos es hijo del exalcalde de Nautla, Felipe Capinaine.

\”Las autoridades extrajeron de mi teléfono los vídeos, ellos los tienen peor por ejemplo uno de ellos es hijo del exalcalde de Nautla y yo pensé inocentemente que haciendo lo correcto iba a tener una respuesta correcta y sobre todo por las evidencias que tengo pero aún así no se ha podido ejercer justicia, imagínate sino tuviera todo esto\”, comentó.

Los 180 días de desarrollo de investigación culminaron en noviembre y no ha habido resolución solamente largas para la familia quien desconfía totalmente de la impartición de justicia.

Existen rumores de que no se trata del único delito cometido por los jóvenes incluso se señala a uno de ellos de haber atropellado y matado a una persona años atrás.

Javier Fernández ha sido amenazado e intimidado para que decline en sus acusaciones y sobre todo de los señalamientos públicos pero se mantiene firme exigiendo justicia.

\”Me hicieron llegar mensajes de que se iban a tomar acciones legales en mi contra en inclusive hablaban de involucrar a delincuencia organizada para que me hicieran daño\”.

Prevalecen los ataques en redes sociales e impunidad de las autoridades para librar del castigo a Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO