Por José Luis Ortega Vidal
Hallarnos aquí borrachos de morir
Solitarios y aspavientos
Fruncir la sed, hostal de hambrientos
¿Equivale a partir, partir, partir?
Al nacer, inútil acto de crujir
Dejemos de lado tanto cuento
Si escupitajos dimos al sediento
¿Equivale a parir, parir, parir?
No es todo, sólo es hipocresía
Comprar aire con una membresía
En la oferta falsa de quimera
Broca de sal, reguero de la sangre
Púrpura luz, espíritu sin hambre
Es cola del dragón, fugaz velera