Mancera

 

Ciudad de México- 2016-04-2411:08:49- Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO

De los 13 estados donde habrá elecciones el próximo 5 de junio, la Ciudad de México, Veracruz y Chihuahua son los más endeudados de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En siete de ellos, más de la mitad de la población ocupada laboró en el sector informal al cierre de 2015, en tres de las entidades creció el porcentaje de pobreza y pobreza extrema al término de 2014 y, salvo el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, ninguno de sus actuales gobernadores han presentado su declaración patrimonial, fiscal y de interés.

De acuerdo con el documento Obligaciones financieras de entidades federativas, municipios y organismos, publicado por la SHCP, la deuda de todos los estados sumó 536 mil 269 millones de pesos en 2015, 70 por ciento más que la alcanzada en 2010 (314 mil 664 millones de pesos), año en que comenzaron a operar la mayoría de los gobiernos estatales que serán renovados en las urnas el próximo 5 de junio.

Endeudarse en el presente, expone el documento “Deuda Pública” de la organización México Evalúa, implica que en el futuro se tendrá que reducir el gasto o aumentar los ingresos.

Tomando en cuenta sólo a los 13 estados que celebrarán comicios y a la Ciudad de México, donde también habrá elecciones para el llamado Constituyente, los cinco más endeudados al término de 2015 son la capital del País, con 71 mil 083 millones de pesos; Veracruz, con 45 mil 879 mdp; Chihuahua, con pasivos por 42 mil 762 mdp; Quintana Roo, con una deuda de 22 mil 442 mdp, y Baja California, con pasivos que suman 18 mil 169 mdp, de acuerdo con la SJHCP.

Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), destaca que Quintana Roo ya tiene comprometido más del 87 por ciento de sus participaciones transferidas por la Federación y Veracruz el 85 por ciento; es decir, “ya tienen poco margen para endeudarse”.

 

¿Y los recursos?

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) destacó en un mensaje semanal que a pesar de estos incrementos “en muchos casos, los recursos no se han visto reflejados en impulsar la mejora en la calidad de vida de la población”.

Por ello, el organismo cúpula del empresariado en México consideró fundamental que haya una corrección de los próximos gobiernos estatales, ya que ante la caída en los precios del petróleo las transferencias a los estados desde la Federación se contraerán en los próximos dos años.

Durante el primer bimestre de este año, Hacienda dio 118 mil 814 millones de pesos en aportaciones a entidades federativas. Tanto estados como municipios son altamente dependientes de éstas ya que “apenas generan el 16 por ciento de sus ingresos”, documenta el sector empresarial.

Una opción para que los estados no dependan tanto de estas transferencias, considera Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto y Rendición de Cuentas de México Evalúa, es mejorar el cobro de algunos impuestos como el predial, ya que actualmente es ineficiente y no tiene una cobranza efectiva.

Los valores de las propiedades no están actualizados y no hay mecanismos efectivos para presionar u obligar a pagarlo, dice.