Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
08 de abril de 2016

“La ambición nunca queda satisfecha.” – Jean de Lebrune

No queda la menor duda de que la intención del actual gobierno estatal y de su titular Javier Duarte de Ochoa no es por ningún motivo, primero, reconocer que su permanencia al frente del Ejecutivo Estatal es la más desastrosa en toda la historia de Veracruz, y segundo, mucho menos pisar la cárcel para responder por la crisis estatal en materia financiera –que evidencia más de 32 denuncias penales de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) y que muestra crudamente saqueo al erario de manera descomunal- , social, de seguridad, de desarrollo que atraviesa la entidad.

Ya en otra entrega se lo comentamos, urge garantizar la seguridad del candidato Héctor Yunes Landa, pues en los planes del ejecutivo no está por ningún motivo en entregarle la Oficina de Palacio de Gobierno el próximo 1 de diciembre, por el contrario, ya mando de nueva cuenta a traer a quien si le interesa impulsar y por supuesto con quien congenia a la perfección en eso de mentirle a los veracruzanos.

Y es que pareciera ser, que a pesar del esfuerzo del dirigente Nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, por garantizar el triunfo de su amigo Héctor Yunes en la entidad, y de paso, anotarse un 10 para el tema de la sucesión presidencial en el 2018, el gobernador y su equipo elucubran una nueva salida, favorable al PRI, más no a los esfuerzos de este grupo político.

Y es que pareciera que el actuar del aun gobernador de Veracruz, tendiera a tropicalizar un escenario ya ocurrido en Colima, y en una de ellas, conseguir que los partidos políticos de oposición, esos que evidentemente trabajan al servicio del aparato de Estado, salgan, llegado el momento a solicitar la anulación de la elección por las constantes intromisiones del titular del poder Ejecutivo en el tema electoral.

Más que llegar Alberto Silva Ramos alías “El Cisne sin Plumas” a ponerle orden a la comunicación institucional, sale a responder en menos de 24 horas que todo ataque en contra del Gobierno será respondido a pesar de respectar la veda electoral, ¿a caso esto suena lógico? Pareciera que no.

Pero vamos más lejos aun, la guerra sucia en contra de Miguel Ángel Yunes Linares va in crescendo, el bombardeo de tuits maliciosos, el ataque a páginas, portales, espionaje y toda clase de acción que enlode el proceso resultan ser apuesta de cambio para el gobierno Duartista.

Si eso no es suficiente, han comenzado a documentar una serie de acciones o eventos en donde acusan toda clase de apoyo o entrega que a nombre del candidato o de interposita persona le venga a formar una causal de nulidad del proceso, es decir, la apuesta de Palacio de Gobierno es descarrilar de un solo jalón a los dos aspirantes de apellido Yunes, para que llegado el momento, surja como “Ave Fénix” “il salvatore della patria” uno que con antelación se deslindará del Congreso y de su fuero para convertirse en un simple mortal que pueda entrar al quite en este “Colimasidio a la veracruzana”.

Por ello que atinado resulta el comentario del Premio Nacional de Periodismo, Armando Ortiz en su portal Libertad Bajo Palabra, bajo la columna titulada “Duarte y sus Porkys quieren tumbar a Héctor” al citar, “a qué le ha de saber a Héctor Yunes que Alberto Silva ande pagando a sus “periodistas” para que digan que él va a ser el bateador emergente; el mismo Alberto Silva que un día antes de que se tomara la decisión de quién habría de ser el precandidato del PRI a la gubernatura, tuvo el descaro de pagarle a El Universal para que sacara una encuesta en donde se ponía 10 puntos arriba de él.”

Y remata con una frase lapidaría “Héctor Yunes debe de tener mucho cuidado. Su peor enemigo está en casa. Duarte y sus Porkys de la política quieren quitarlo a como dé lugar de la contienda.”

Si no es así ¿Por qué tanto brinco, estando el piso tan parejo?

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx