EXPLOSION EN CLORADOS
EXPLOSION EN CLORADOS
 
Coatzacoalcos- 2016-04-2618:16:02- Tere Carrasco/Leticia Rosado- La explosión en Clorados III provocó un ‘baño de dioxinas’ en todo Coatzacoalcos y poblaciones circunvecinas, afirmó este martes el investigador ambiental, Lorenzo Bozada Robles, quien en el 2006 fue el primero en determinar las dioxinas en Petroquímica Pajaritos.

“Todo el área está contaminada por dioxinas, furanos y demás componentes, próximamente nosotros vamos a publicar las áreas que están más contaminadas y en lo particular, espero en la brevedad posible se reconozca la afectación de toda la población de Coatzacoalcos y área circunvecinas por dioxinas; que el Sector Salud tome medidas, un monitoreo y una remediación de toda el área afectada por la explosión”, destacó el doctor en Ciencias, en entrevista exclusiva con Imagen del Golfo.

Bozada Robles, quien ha trabajado en la investigación de varios temas ambientales, principalmente vinculadas con la actividad industrial en la zona sur de Veracruz, apuntó que la afectación de dioxinas no es un impacto de corto plazo, es un impacto de largo plazo.

“Quizá dentro de diez años empecemos a ver que las tasas de frecuencia de cáncer en diferentes partes del cuerpo tanto de hombres como de mujeres serán mayores y que posiblemente estén relacionadas con las áreas afectadas por la explosión”, destacó.

Mencionó que en años anteriores había realizado el registro de que en Pajaritos se generaban dioxinas, furanos, policlorados y posteriormente la Dirección de Investigación de Salud logró demostrar que mujeres embarazadas existían dioxinas, furanos y que las concentraciones encontradas correspondían a las más altas del país.

“Creo que toda la comunidad de Coatzacoalcos debería solicitar un diagnóstico ambiental de la salud de los pobladores, si hoy no lo hacemos, mañana será demasiado tarde y nos arrepentiremos”, manifestó.

El investigador comentó que hace 25 años también vio el impacto de la primera exploración de Clorados, y hoy con más experiencia académica le toca presenciar esta nueva explosión, en donde existe una gran discusión sobre la afectación.

Dijo que entiende el duelo de las familias que perdieron a sus seres queridos en la explosión, pero después del accidente hay un problema que involucra a todos, que es la afectación a la salud por el ‘baño de dioxinas’.

En el sur de Veracruz se ubica el grueso de la actividad petrolera y petroquímica del país. Diversos estudiosos y centros de investigación se han ocupado de documentar lo ocurrido con el medio ambiente, especialmente con el deterioro del aire, la tierra y el agua, y los efectos que todo ello causa en la salud pública y en los ecosistemas. Desde hace 40 años, Lorenzo Bozada Robles ha sido uno de los investigadores que han documentad el daño ambiental por la actividad industrial en la zona sur.

EXIGEN RELEVAR QUE SUSTANCIAS ERAN

El coordinador del programa Detox, la campaña de tóxicos de la agrupación ambiental Greenpeace, Robin Parkins, solicitó vía plataforma Infomex, que el gobierno federal de información respecto al tipo de sustancias químicas utilizadas y cuál sería el impacto a corto, mediano y largo plazo en la salud de las comunidades locales y medio ambiente, como es el río Coatzacoalcos, tras la explosión suscitada la semana pasada en la planta Clorados III.

En entrevista refirió que asistieron este fin de semana a la ciudad d Coatzacoalcos, al complejo petroquímico Pajaritos para documentar y exponer el siniestro desde el punto de vista de impacto ambiental y e impacto en las salud de habitantes de comunidades aledañas, por la exposición de tóxicos.

Al respecto dijo que se tomaron muestras suelo y agua para enviarlas a un laboratorio independiente y saber con exactitud las sustancias que allí persisten a causa de la explosión.

“Los resultados tardarán un poco de tiempo; pero es muy importante que alguien esté monitoreando para alzar la voz a favor de las comunidades que podrían ser impactadas, dado a la falta de información clave que no se tiene respecto a explosión y tragedia que sucedió en Pajaritos”.

Refirió que de entrada saben que hubo combustión de compuestos clorados, según les dijeron Mexichem, “y que fue inevitable que se hayan formado dioxinas, que son compuestos tóxicos persistentes y bioacumulables. Tomando en cuenta la cantidad de producción podría ser altamente tóxico, por ello la comunidad sintió síntomas de problemas respiratorios, sensación de ardor en la piel, cuestiones a corto plazo que hay que ver que sería el impacto a largo plazo”, detalló.

Aseveró Robin Parkins que las empresas responsables tienen que pagar los estudios y monitoreo para saber el impacto para saber la verdad, “y por eso hay que saber la verdad, sobre todo porque fue una explosión donde se manejan químicos altamente peligrosos, donde no se puede ocultar los impactos en la salud de la gente y el ambiente.

“Todas las comunidades, trabajadores, familias, personal que ayudó en la contingencia tienen que saber qué consecuencias tendrá todo esto y sepan que harán las autoridades responsables para sus estudios”, concluyó.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO