Carlos
Del muro de Carlos A. Luna Escudero

Inician las campañas y se empiezan a ver los apetitos de la gente que rodea a los candidatos.

En la madrugada, por ejemplo, al inicio formal de la campaña de Héctor Yunes, no asistió el impuesto dirigente del sector campesino del PRI. ¿La razón? Es que no le dieron hueso entre las diputaciones plurinominales a su gente y por capricho no fue al evento. Antes, han cambiado en algunas zonas a representantes directos del candidato por gente ligada y operadores del grupo del gobierno.

De continuar así las cosas, se fracturarán las posibilidades de los rojos para refrendar el apoyo ciudadano que, de suyo, repudia a los fidelistas-prósperos.

Héctor es por mucho y sin duda el mejor candidato de su partido, pero la mafias que no querían que lo fuera, están haciendo todo para impedirle ganar, gran trabajo de unión y consenso se tiene por delante.

Pipo

En un muy desangelado evento de inicio de campaña con una carrera, donde sólo asistieron su familia, miembros del PES y uno que otro simpatizante, el Pipo demuestra su poder de convocatoria y anuncia que buscará un millón de votos para ganar la gubernatura.

El descaro de este rufián y de quien lo maicea, no tienen límites. Este Patiño de la prosperidad no alcanzará ni la décima parte de eso. Quién puede confiar en este pelafustán después de tener una conducta perversa y traicionera con todos.

PRD

Antes de iniciar la campaña por la gubernatura del estado en alianza con el PAN, la corriente dominante del PRD, los chuchos, anuncian a través de su líder Jesús Ortega, haciendo honor a su larga tradición de empinarse y servir al grupo en el poder, que ese partido y la alianza, difícilmente ganarán las elecciones en Veracruz.

¿Así o más serviles?