CRONICA
Por José Luis Ortega Vidal
27 de abril de 2016

¿A quién le importa el dolor, el luto del sur veracruzano bañado de fierros sanguinolentos?

 

 

 

 

COATZACOALCOS, VER.- ¿Es lo mismo la desolación que el olor a muerte?

 

¿La destrucción se transpira por los poros tal cual la inefable ausencia de los seres queridos?

 

Clorados 3 apenas y lanza un atisbo de respuesta…

 

Sus 120 metros cuadrados afectados en un área que abarca los 300, son insuficientes para responder a tanta duda:

¿A dónde se van los desaparecidos?

 

No es lo mismo la Reforma Energética que 25 años después…

 

A las 16:15 horas el equipo de Notisur se estacionó frente a la puerta principal de lo que un día fue el Complejo Petroquímico Pajaritos y hoy se denomina Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV).

 

Desde las 16:00 horas empezó la ronda de medios de comunicación hacia el sitio exacto de las 3 explosiones suscitadas después de las 15:00 horas del pasado jueves 21 de abril.

 

“A ustedes les tocará a las 16:30”: nos avisaron.

 

En realidad fuimos los últimos en entrar, pasadas las 17:00 horas, y el beneficio consistió en que tuvImos más tiempo para observar la escena donde perdieron la vida -según datos oficiales- 32 seres humanos; dos de ellos aún sin identificar…

 

Desde el acceso a PMV hay vidrios rotos, paredes partidas y una mezcla extraña de uniformes.

 

Algunos, aquellos que viajan en coches de lujo y en camionetas oficiales, aún trabajan para la Empresa Productiva del Estado: PEMEX y visten de riguroso caqui; otros, un número amplio, portan uniformes naranja…

 

Lucen nombres diversos de empresas pero les caracteriza un letrero común: ICA-Fluor, la principal contratista de Mexichem, organización privada propiedad de Antonio Del Valle Ruiz, el séptimo hombre más rico de México…

 

Ese color naranja desata cierta alusión al adiós fatídico, a la ausencia del otro que es el yo…

 

Desde el año 2013, apenas iniciada la gestión de Enrique Peña Nieto, PEMEX y Mexichem formaron una alianza para manejar juntos el principal Complejo Petroquímico del país: Pajaritos, dentro del cual se halla lo que alguna vez fue Cloros de Tehuantepec, después Clorados 2 que tras una explosión ocurrida en 1991 pasó a denominarse Clorados 3.

 

Pajaritos llegó a producir la mayor cantidad de polietileno para surtir a la industria del plástico del país pero este privilegio lo tendrá desde el 2016 la planta Braskem-Idesa, construida enfrente -sobre terrenos de Nanchital- tras la alianza del brasileño grupo Odebrecht y la mexicana Idesa.

 

Para el sector petroquímico, en consecuencia, la participación privada no es un tema nuevo, aunque se ha reforzado con las Reformas Estructurales impulsadas en el actual sexenio.

 

Particularmente con la Reforma Energética, que fue promulgada el 20 de diciembre del 2013.

 

Otra reforma, la laboral –creada por Felipe Calderón en el ocaso de su mandato, aplaudida por Peña Nieto en su calidad de Presidente Electo- ha modificado la relación entre Patrones y Empleados mediante la abierta, legalizada e impulsada presencia de las llamadas Outsorcing: empresas dedicadas a subcontratar para otras empresas mediante una simple llamada sin que un inversor y un contratista se lleguen a conocer jamás…claro, con las desventajas para el trabajador…

 

Se huele la marcha atroz de los 32 en el ambiente del desbaratado Clorados 3…

 

Don José y sus 65 años, doña Guadalupe y sus 25 años de vender raspados: la vida que sigue frente a su oponente…

 

Arriba, en las estructuras partidas en dos, tres, cuatro, cientos de partes de lo que fue Clorados 3, hay nidos de zanates….

 

Uno de esos pájaros vuelve a ver a los polluelos que sobrevivieron a la onda expansiva y el estruendo…

 

En el otro extremo, en el monte que rodea PMV las iguanas observan a los reporteros, a los empistolados miembros de seguridad de PEMEX y a los ingenieros que llegan radio en mano a supervisar las maniobras de limpieza…

 

El área está acordonada…

 

Los vigilantes armados llevan 5 días sin ir a casa.

Aquí, dentro de PMV duermen, comen, y amplían su turno: “habrá buena paga –por las horas extras- pero se extraña a la familia” confiesa uno de ellos.

 

Una bodega está semi rota, un coche rojo de lujo tiene el cofre destrozado y ambos se encuentran dentro del área prohibida…

 

Grúas Villarreal de Coatzacoalcos levanta algunas piezas pesadas y una solitaria pipa maniobra frente a un volteo sin movimiento…

 

La vida sigue frente al escenario siniestro con penetrante visión de adiós…

 

Ya no están…

 

Partieron…

 

Trabajaban para 30, 35, 40 compañías subcontratadas por ICA Fluor…

 

Eran de Villa Allende, de Mundo Nuevo, de Coatzacoalcos, de Puebla, Tabasco, Oaxaca…

 

Eran hombres buscando el sustento para sus familias y trabajaban en condiciones infrahumanas…

 

La primera explosión ocurrió en el CRAKEO, un horno gigante donde se mezclan cloro y etano para formar dicloretano que se terminará convirtiendo en Cloruro de Vinilo.

 

Este último constituye la materia prima para la elaboración de PVC: es decir tubos empleados en la industria de la construcción…

 

Don José luce sus arrugas, sus canas y sus ganas de trabajar…

 

Llegó al acceso preguntando si ya podía entrar y le dijeron que no. Parte a la otra puerta de Complejo…

 

Es vigilante y le paga una empresa llamada Dicorsa…

 

Al momento del estallido doña Guadalupe Vázquez estaba a unos 500 metros de ldistancia vendiendo raspados como lo hace desde hace un cuarto de siglo….

 

“Me acompañaba mi hija que está embarazada”, contó…

 

“Oímos el bombazo, vimos el humo y nos fuimos con todo y triciclo para Mundo Nuevo –población rural de Coatzacoalcos- donde vivimos…apenas ayer –lunes 25 de abril- regresé a vender; hoy es mi segundo día…”

 

Es confidencial carnal

 

Antes de conocer la destruida Torre de Destilación, el lacerado edificio de la Sección 11 del Sindicato Petrolero con sede en Nanchital, los dos mega rieles de un tractor que el reportero imagina como una especie de transformers, ubicados en sendos trailers de la empresa Villarreal…una familia sale del área donde se encuentra Clorados 3…

 

Son una señora y un hombre con sombrero que parece su esposo…

 

Lucen como de cincuenta años y los acompaña un joven como de 30…

 

En un coche que dice Minatitlán, despintado: con asomo de colores, placas de taxi y el número 1627, los esperan dos mujeres más…

 

Caminan leyendo una hoja blanca en la que se alcanza a leer la palabra sueldo y luego unas cuentas…

 

Disculpen… ¿Son familiares de alguna víctima? Cuestiona el reportero…

 

Recelosos contestan que sí…

¿Los han atendido?

Ya nos lo devolvieron…

¿Les han dado una liquidación?

Sí…

¿Para quién trabajaba?

ICA

¿Me pueden dar su nombre?

Ya amigo, responde –molesto- el joven…esto es confidencial carnal…

Sin preguntas

 

El recorrido fue sin preguntas y las pocas que se hicieron no hallaron respuesta…

 

Un testigo anónimo que trabaja para PEMEX confirma que fueron tres explosiones; que la gente de PEMEX –supervisores- no murió porque su labor en Clorados no va más allá de vigilar y marcharse…

 

Que sí, es posible que ICA contrate a más de 30 empresas porque el trabajo de restauración y ampliación de Clorados 3 requería múltiples especialidades: obra civil, radiografía de metales, soldadores, pailería, etcétera…

 

Le cuentan al reportero que había fugas y Mexichem, ICA y las empresas subcontratadas no hicieron nada a pesar de haber sido avisadas a tiempo: es decir una semana antes…

 

Se reparará…sigan trabajando, huevones, eran las respuestas a todos, incluyendo a los que hoy suman 32 cadáveres…

 

La mayor parte de los muertos era gente joven…

Los sueldos variaban de 2 mil 500 a 3 mil 500 en el caso de los especialistas hasta 1 mil 800 semanales en el caso de ayudantes…

 

Ahí se reafirmó la versión de que muchas víctimas -y aun los sobrevivientes- no cuentan con prestaciones de Ley como el Seguro Social y se les da empleo por días o semanas sin contrato de por medio…

 

”Si quieren…”

 

La tristeza, la frustración, el coraje, emanan de aquel ambiente.

 

Aquí, en un rincón de lo que fue Pajaritos, el lujo petroquímico de PEMEX  -hoy es PMV- el naranja que uniforma a los trabajadores es el color que uniforma a la muerte…

 

No hay gente afuera reclamando por desaparecidos.

 

La versión oficial continúa: sólo hubo 32 víctimas mortales, todos “de compañías” subcontratadas por ICA Fluor y nada más falta reconocer dos cadáveres…

 

El zanate vuelve al nido, la iguana observa todo desde su silencio expectante…

 

40 minutos, los reporteros se marchan, cada cual con su versión de lo visto, de lo escuchado y con gargantas echas nudos…

 

¿A quién de las compañías, de los dueños del capital, le importa el dolor ajeno, el luto del sur veracruzano bañado de fierros sanguinolentos…?

 

Sí, la vida sigue…pero la explotación del hombre por el hombre bajo la incesante capacidad de la irresponsabilidad y el olvido también…