Cf29PuKUkAE4z9KLa muerte por asesinato de un niño de 7 años en Chinameca ha levantado la protesta generalizada de la población sureña, que se solidariza con los familiares del menor en contra de la impunidad, pues señalan que el asesino fue detenido y puesto en libertad por la policía del lugar obedeciendo órdenes del alcalde, primo del homicida. La reacción de protesta, reflejada en taponamientos carreteros y mítines incendiarios, expresa el grado de inconformidad que subyace en la sociedad veracruzana, cansada de cuánto ocurre y de la inoperancia de las autoridades, como pasto seco en temporada de duro estiaje.