Duarte  1Si bien cumple con el adagio del Pan y Circo, y debido a que las glorias del equipo de futbol Tiburones Rojos resultan más que esporádicas, el que haya ganado el Torneo de Copa no debe pasar de un buen momento de felicidad para sus fans, nada que signifique una gran victoria pues ganó a un equipo de la División de ascenso, pero luchó bien y lo merece; sin embargo, no perdamos de vista que Tiburones Rojos es un equipo colero en la tabla de posiciones de la liga mexicana de futbol y que requiere de puntos para alejarse del riesgo de descender, entonces ¿qué implica esta Copa? Un buen y merecido festejo, nada más. Ahora, incluirlo como logro de gobierno tal cual hace el gobernador Duarte de Ochoa es exagerado, pero explicable porque no hay mucho para presumir, pero finalmente corresponde al aficionado, al equipo y a su propietario decidir si comparten esta Copa con el gobierno.