Plascencia21abPor Fernando Martínez Plascencia
21 de abril de 2016
Coatzacoalcos

 

Carlos Brito, el semental de los zopilotes…que merodean al candidato del PRI

Miguel Ángel Yunes se derrumba a golpes de…moral

Héctor Yunes, pudo más la política…que la familia

La Lupilla Félix, hija de…la peor rata que ha parido el municipio de Minatitlán

Javier Duarte de Ochoa es un cadáver…..político: Apesta. Su olor nauseabundo invade y se propaga día con día por todo el rincón veracruzano.

Apesta porque está señalado de lo más asqueroso;  La corrupción. La misma que cargan en la espalda muchos funcionarios públicos, metidos hoy en las campañas políticas.

Por donde usted vea sentirá ese olor, que no se desprende tan fácilmente de aquellos que hoy caminan muy orgullosos, sabedores que el poder lo da el dinero, así provenga del robo, del desvío de recursos públicos. De lo que no les pertenece.

Ayer su hedor, el de JDO llegó hasta las oficinas de una televisora local de aquí de Coatzacoalcos, donde se llevó un debate entre los contendientes a la gubernatura.

La peste invadió el ambiente, brotaba en donde estaban sentados los contendientes, no hubo uno que no hablara del robo indiscriminado de Javier Duarte de Ochoa, del desvío de recursos económicos que mantienen al estado de Veracruz como el tercero más empobrecido, de que el PRI es el responsable del problema de la inseguridad de Veracruz.

Hasta los zopilotes llegaron a presenciar el debate, ahí estaba la chatarra política de Carlos Brito Gómez, otro corrupto, asesor de  JDO, con su voz salida de un sarcófago, sentenciaba el debate: ganamos. Ahora convertido en súper asesor de Héctor Yunes. Mucho cuidado debe tener el candidato del PRI con esta clase de gente, porque los ciudadanos saben de dónde viene este arcaico ex dirigente; saben que viene de las cañerías de la putrefacción.

Corrupción, inseguridad, son los temas que destacaron en el debate.

Y son los temas que alcanzaron a Miguel ángel Yunes Linares.

Palpable, visible, inocultable, la enorme cola que lo sigue desde hace muchos años, Miguel Ángel Yunes Linares, uno de los participantes, fue prácticamente apabullado, silenciado, callado, humillado por un Héctor Yunes, al que no se le conocía, ni se sabía si tendría los “tamaños suficientes”, para enfrentarse a uno de los políticos, que a su paso por la vida pública de Veracruz ha tenido un negro pasado, pero que sin embargo tiene una enorme experiencia en cualquier tema, pero que ayer, demostró que los lazos sanguíneos pudieron más que su capacidad, y sapiencia política.

El debate se caracterizó,-pese a que los ciudadanos querían escuchar propuestas para recuperar a Veracruz de las manos de la delincuencia, que fue uno de los temas más controvertidos de ayer, entre el del PRI, y el del PAN-PRD-por una serie de dimes y diretes entre los Yunes, pero sinceramente, a MAYL, HYL no le dio tregua, si se trataba de ganar el debate a costa de lo que sea, lo ganó el del PRI.

Para que la cuña apriete, dice un dicho, tiene que ser del mismo palo. Ayer Héctor Yunes no bajó a Miguel ángel Yunes de corrupto, que a su paso por la administración pública, no ha hecho más que apoderarse de los recursos públicos, vamos, hasta de pederasta lo acusó, mencionándole el libro “Los demonios del Edén” de Lydia Cacho. Eso, la verdad si duele, HYL, no hizo más que mencionar que esta indiciado como pederasta de niñas, junto con Jean Succar Kuri, hoy en la cárcel. Este hecho, junto con el de la fuga del Chapo, se lo remarcó en la cara.

Pese a que Miguel Ángel desmintió lo de la fuga del Chapo, ya que dijo que él no era funcionario federal cuando esto sucedió, y en lo de pederastia lo invitó a leer el expediente, en el que no se le encontró ninguna responsabilidad, lo cierto es que el golpe que le asestó Héctor Yunes ya no se lo pudo quitar.

Héctor Yunes puede iniciar con la otra etapa de su campaña, ya más libre, más tranquilo, más despejado el camino, entre él y Miguel Ángel Yunes.

Es algo con lo que había venido cargando Héctor Yunes Landa.

En el debate puso distancia entre la política y la familia.

Los duros señalamientos en contra de Héctor Yunes por ser del PRI, demostraron de qué está hecho; supo defenderse de los ataques, y le reviró constantemente a su primo Miguel Ángel Yunes Linares.

Los duros revires que le dio HYL a MAYL, apaciguaron al belicoso candidato del PAN-PRD. Para HYL era necesario marcar distancia y poner tierra de por medio. Atacar la moral de MAYL dio resultados.

El que tuvo que aguantar metralla es el Pipo, tratando de contener el fuego cruzado entre los Yunes, los arrebatos entre ambos amenazaban con llegar a los extremos físicos. Por cierto, el Pipo se vio ecuánime, con propuestas, sereno, calculador, no hizo mal papel, se requiere más para ganar una gubernatura, él lo sabe, pero no dejo mal sabor de boca, como tampoco el candidato independiente, Juan Bueno Torio, que dio muestras de su enorme experiencia como empresario, porque al final de cuentas, la administración pública de un gobierno, tiene que verse como una empresa para que dé resultados. Juan Bueno no está de acuerdo con el Mando Único, él confía más en las fuerzas de seguridad pública municipal, en donde exista un coordinador de ellas, pero antes, una policía mejor preparada para erradicar el problema de la complicidad de las fuerzas del orden público y la delincuencia.

El primer paso está dado. Era una imperiosa necesidad. Entre ambos, hoy la brecha se extiende, que durará más allá de las elecciones del 5 de junio. De aquí en adelante,  el candidato del PRI, deberá cuidar lo que pase en cada uno de los distritos en donde se elegirán candidatos, porque de ello depende también el triunfo, porque si se confía en los amarres que están llevando a cabo los dirigentes que van en alianza con su partido, se puede llevar una sorpresa.

Ayer todo era felicidad, palmadas y más palmadas, vaya, hasta los que no querían recibirlas,  tenían que aguantarse, pero la felicidad también puede dar un revire.

Porque de qué diablos le serviría al PRI, tener gobernador, si no tiene mayoría en el congreso, o viceversa.

Ahí está el caso del inefable y odioso Marcos Theurel Cotero, que viene a complicar el panorama político. El ex alcalde de Coatzacoalcos, junto con la lupilla Félix, su mujer, ex presidenta del DIF, hija de la Lupe Porras, ex alcaldesa, la peor rata que ha parido el municipio de Minatitlán, la misma que se robó más de cien millones de pesos, por la construcción de un puente fantasma, que solo en su mente perversa existió, un puente que uniría a Minatitlán con Capoacan. El puente no existe, pero el dinero del ayuntamiento de Minatitlán, que presidía la nefasta Lupe Porras, se transfirió, casualmente, a la cuenta bancaria de una empresa constructora, que para colmo es propiedad del ex alcalde, su yerno, Marcos Theurel, antes de ser presidente municipal.

Hoy cínicamente, la lupilla Félix, busca con uñas y dientes hacerse de una candidatura, de cualquier partido, pero si se trata de uno que vaya en coalición con Héctor Yunes Landa, mejor. Vaya ambición de esta maldita pareja que no tiene límites.

El partido estatal Alternativa Veracruzana la estaría cobijando, no hay nada firme aún, pero parece que Héctor Yunes Landa quiere privilegiar a aquel o aquella que le arrime la mayor cantidad de votos, tal pareciera que la local no le importa.

Primero el uno y luego el dos. Pareciera ser la consigna.

Para nadie es un secreto que Marcos Theurel y la lupilla entran en la contienda, con el único afán de venganza en contra de Marcelo Montiel, y todo lo que representa, porque ellos, mientras este MMM aquí, no tienen cabida. El único perverso detrás de la lupilla es Marcos Theurel, hacerle la mala jugada a su ex patrón, aquel que le dio a manos llenas.

A Héctor Yunes le vendieron la idea que la lupilla le dará muchos votos, está equivocado. Este ser oscuro, de mirada huidiza, fraccionará el voto, y con ello HYL estaría arriesgando lo que ha venido construyendo para ganar la elección para gobernador del  Estado.

Tal parece que HYL ya compró esta idea. Quien se la haya vendido, busca a toda costa mandar a la chingada todo lo que Víctor Rodríguez Gallegos ha venido construyendo, y todo lo que le pudo haber sumado a la elección próxima.

La hija de Lupe Porras, la peor rata de Minatitlán, entorpecerá, sin que nadie se lo impida, el triunfo de HYL. Ya lo verá, la lupilla Félix de nada le servirá a Héctor Yunes.

Quizá la lupilla está mejor posicionada que Moisés Zarco, el virtual candidato de AVE, puede ser, no hay que olvidar que, ella y su locuaz marido dilapidaron millonarios recursos a manos llenas. Pues asi quien no.

Son varios factores, y muchos golpes bajos con los que ha venido luchando Víctor Rodríguez Gallegos. No ha sido fácil.

Ahí tenemos el caso de Jesús Moreno Delgado, ex director del DIF, un tipo que pudiendo hacer más aquí, tuvo que ser enviado a otro lado. Este caprichoso político puso en riesgo también el triunfo de Víctor Rodríguez. No quiso negociar nada, y tuvieron prácticamente que desterrarlo de Coatzacoalcos, donde cause el menor daño posible. Lo mandaron al área rural. Qué barbaridad. Su soberbia lo ha perdido. No había necesidad de eso.

Lo hemos dicho; Jesús Moreno es un excelente operador político, que bien pudo haber servido aquí, como dirigente del PRI, en el lugar que hoy  ocupa el bueno para nada de Rafael Anaya Mortera, un tipo gris que no sabe ni para qué sirve la silla que hoy calienta. La permanencia del todavía presidente del PRI, es otro riesgo para Víctor Rodríguez.

Se requiere en el PRI de Coatzacoalcos un verdadero operador político, pero el verdadero problema son los recursos económicos, y esos los tiene de sobra Rafael Anaya, su paso por la tesorería y como presidente municipal suplente le dejaron buenas ganancias.

El ex director del DIF, antepuso sus proyectos personales, sin importarle que está en juego la diputación local, y antes, prefirió mejor irse a trabajar a otro lado, que ayudar a quienes lo han ayudado a tener lo que lo que hoy posee. Es decir, este señor creció con el grupo de Marcelo Montiel y hoy les muerde la mano. Con algo como esto ha tenido que luchar Víctor Rodríguez.

Bien pudo Jesús Moreno haber ayudado a la causa política del grupo en el poder municipal, porque a quien traiciona es a Marcelo, si hubiera pensado con la mente fría, hoy estaría en otra posición, su necedad le seguirá causando problemas.

Le crecieron los enanos a Marcelo Montiel Montiel.

A ver que hace, MMM, sobre todo cuando ya se sabe, que él será el próximo candidato a la municipal. Tan preocupado está Marcelo que ha empezado a operar como coordinador de campaña de Víctor Rodríguez Gallegos. De ese tamaño están las cosas aquí en Coatzacoalcos, donde cada quien quiere jalar por su lado, el mismo Joaquín Caballero influyó para la salida de Jesús Moreno, demostrando su incapacidad para controlar a un subordinado. Caprichoso el alcalde, hoy quiere disputarle el control político a Marcelo Montiel. No hay de otra para MMM, renovarse o morir.

Por cierto, es lamentable que habiendo tanta gente que le puede servir al partido, los desechen o los ignoren. Ahí está el caso de Arturo Ordaz Gallegos. Otro excelente operador político, hoy relegado a un simple trabajo administrativo en una televisora local. Esperemos que pronto lo rescate alguien y lo ponga a trabajar en lo que sabe: el trabajo político de la negociación, de los acuerdos y de la conciliación que durante muchos años ha desempeñado.

De salida.

Oiga, dicen que los asesores jurídicos electorales de Víctor Rodríguez Gallegos le birlaron una buena suma económica, nada despreciable. Con el cuento de que le podían tumbar la candidatura al chochol del polígono, por aquello de la queja que interpuso Alejandro Wong en su contra, por actos anticipados de campaña, le dijeron que la única forma de salvarlo era repartiendo dinero. Así, de una forma sencilla, Toño Millán y otro innombrable abogado, le sacaron cínicamente, una cantidad, que da para vivir tranquilamente todo el año. Le hacen falta unos buenos asesores a VRG, que no cuesten tanto. Como la ven? Para uno que madruga, hay otro que no duerme.