Sin tacto
Por Sergio González Levet
09 de abril de 2016

Hay dos tipos de hombres en el mundo: unos, los que admiten que sus mujeres demuestran una mayor inteligencia y tienen una visión mejor sobre muchos asuntos importantes de la vida, y otros, los que mienten.

Yo no soy de los que creo que la mujer sea en general más o menos inteligente que el hombre. Considero que hay mentes brillantes de uno y otro sexo, así como hay verdaderos ejemplares de tontos, sin que importe el género.

No obstante, sí creo que la mujer tiene una visión diferente de la vida y por consecuencia ve aristas en muchos asuntos que un hombre ni siquiera alcanza a imaginar. Y eso es por varias razones.

Una fundamental es que las damas han tenido que luchar por milenios contra la preeminencia del hombre, y que han tenido que dar una verdadera lucha sin cuartel para ocupar espacios que por siglos les fueron vedados, aunque se los merecían. Eso, en todos los órdenes de la vida, desde el doméstico hasta el laboral, el social, el político, el económico, el científico… uff, en todos lados.

Otra, es que la mujer al ser madre se convierte en una especialista en resolver los más complejos problemas cotidianos, como educar a sus hijos, cuidarlos en su hipermovilidad, salvarles la vida a cada momento y hacerlos mujeres u hombres de bien. Esa actividad las hace veloces, potentes, geniales e imaginativas (lo que creo que ya traen por naturaleza).

Sin duda, una buena madre es una gran ejecutiva.

Bienaventurado el hombre que tiene a su lado a una mujer inteligente, y que sabe apreciar los inmensos recursos intelectuales con que cuenta, tan sólo con escuchar y atender los razonamientos de su pareja., muchas veces llenos de cordura, de astucia, de revelación.

Y la mujer que puede actuar con toda libertad y expresarse en todas sus potencialidades, es portadora de una enorme productividad, tanto en lo intelectual cuanto en lo pragmático…

Por eso vale la pena asomarse al DIF de Veracruz, en donde durante los últimos cinco años y meses han campeado la inteligencia, la buena marcha y la efectividad, gracias a que la Presidenta del Patronato, Karime Macías Tubilla, ha hecho valer su capacidad y se ha dado su lugar para hacer de la asistencia social una de las fortalezas del Gobierno del Estado.

Y para más, la esposa del Gobernador de Veracruz ha intervenido discretamente en otros temas gubernamentales, lo que implica que varias áreas han contado con sus opiniones diversas y certeras.

Señoras como Karime son las que mejor aportan a la lucha de emancipación de la mujer, a un lado de feminismos a ultranza y de posturas irreductibles en contra del hombre.

Hay una gran cantidad de veracruzanas que están dando la batalla por la igualdad de los géneros. Luchan y se esfuerzan y ganan espacios.

Karime Macías representa un buen ejemplo de ellas, hay que reconocerlo.

Contacto:

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet

www.journalveracruz.com