Entre lo utópico y lo verdadero
Por Claudia Guerrero Martínez
27 de abril del 2016

 

“Dios está en todos lados, pero en Veracruz duerme”. Esto lo escribe Karime Macías Tubilla y con el añadido Duarte, en su cuenta oficial en Twitter. En un Estado constitucionalmente laico, la esposa del que dice gobernar Veracruz se acoge a la religión como instrumento, para que dentro de su enferma “cabecita”, ayude a dar promoción de las presuntas bondades que goza un Veracruz diferente al que ustedes, inteligentes lectoras y lectores con su servidora, sufrimos y lamentamos todos los días.

Karime va más allá. Asesorada por las inútiles e incapaces parientes Córsica Ramírez Tubilla y Brenda Tubilla Muñoz, encargadas de la promoción y difusión en Redes Sociales de la imagen del Gobierno del Estado, las tres se han dado a la tarea de enaltecer la imagen de la “familia real estatal”, con recientes fotos de Javier y Karime, junto con sus tres hijos, todos ataviados con trajes jarochos. Lo interesante de esto, es que siempre, ante una crisis gubernamental y escándalos nacionales, en los que el principal protagonista es Javier Duarte de Ochoa, este Gobernador temeroso realiza conferencias de prensa y publicación de fotografías, poniendo al frente a su esposa e hijos. Y el hartazgo se visualizó hace algunas semanas, cuando su hijo mayor Javier, no entendía la razón de su presencia y no dejaba de bostezar, ante el aburrido evento.

Y muy respetuosa de las creencias religiosas, usamos coloquialmente el título de “Dios olvidó a Veracruz”, estado con grandes riquezas y que ha sufrido millonarios saqueos, perpetrados por malos gobernantes y funcionarios desleales. Ven en la función pública, como la herramienta para servirse del puesto y no servir a la ciudadanía.

Por eso, no entendemos ese afán de Karime Macías, de ventilar su paranoia colectiva entre todos los que pertenecen al grupo de los duartistas de primer nivel, asegurando que Veracruz va en franco desarrollo económico-social, así como la disminución de inseguridad y aumento de empleos, sin olvidar evadir la deuda a proveedores, dependencias e instituciones educativas, como la Universidad Veracruzana. Los de a pie, como ustedes y la que aquí escribe, tenemos otra percepción de un Veracruz devastado, por la ingobernabilidad imperante y un Mandatario Estatal obediente ante la delincuencia organizada y sometido por su propio Gabinete.

Este martes, falta 218 días para que Duarte se vaya del Gobierno Estatal y los días se hacen más largos, cuando la carga social y económica es preocupante. Nuestros miedos aumentan, al preguntamos cómo estaremos, cuando terminen las elecciones a Gobernador y Diputados Locales. Quizá más endeudados, con problemas para pagar sueldos y con peores carencias de las ya observadas en todas las dependencias estatales. Y el próximo Gobernador, administrará pobrezas.

Por eso, Dios olvidó a Veracruz y nadie hasta ahora, ha intervenido para aplicar la ley y castigar a los culpables de este saqueo. Los antes empobrecidos funcionarios estatales, ahora millonarios empresarios, quienes tomaron el dinero de los veracruzanos, para su propio beneficio. Nos indignan los comentarios de Karime Macías Tubilla. Y desgraciadamente, ella es parte de este robo a Veracruz, por ser cómplice de su esposo y callar ante la riqueza de sus empleados, familiares y prestanombres. La verdad, para la aún primera dama, Dios duerme en Casa Veracruz y mañana, ante la riqueza de su esposo Javier Duarte, su Dios dormirá en Italia, España o en quizá Estados Unidos. El Dios de las familias Duarte de Ochoa y Macías Tubilla seguirá con ellos, hasta que su suerte se acabe.

Notita de risa: Ya se habían tardado algunos desempleados gubernamentales, quienes al no tener puesto político, fundan medios de comunicación para obtener prebendas, convenios oficialistas y hasta cargos dentro de la Coordinación General de In-comunicación Social del Estado. Resulta que ahora, estos se pelearon por el botín de guerra. Una de estas agrupaciones de periodistas, aclaramos, sin perfil universitario en Periodismo, se desintegró y los timados formaron una nueva agrupación, por pleitos de dinero y traiciones. La manipulación mediática y el presunto interés de apoyar y proteger al gremio periodístico, es parte de la argumentación de estos, para tratar de minimizar el pleito por los dineros y los puestos políticos. Y todo, gracias a Alberto Silva Ramos, quien le apostó a la traición y el otorgamiento de dádivas a unos cuántos, para desintegrar a esta agrupación patito. Y hay otra, peor de oficialista, a quienes todos los días, les pasan el tema a tratar y hasta las exclusivas.Pero esa es otra historia.

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@nullgmail.com

Visite: www.claudiaguerrero.mx y www.periodicoveraz.com

Twitter: @cguerreromtz