Mientras el diputado priista, Francisco Garrido Sánchez, presidente de la Comisión de Vigilancia, asegura que un juez federal desechó los amparos promovidos por la ASF contra funcionarios veracruzanos, su homólogo en el Congreso local, también integrante de esa Comisión, el panista Julen Rementería, señala lo contrario: “lamentablemente es lo que le mandan a declarar”… “ lo que plantea Garrido es falso, porque no es cierto que el tema esté cerrado, pues no se ha solventado y no se han concluido las denuncias… y no es un asunto de partidos, porque la ASF no responde al PAN”. ¿Quién dice la verdad? Ya falta menos para saberlo.