Economía y sociedad
Por Hilario Barcelata Chávez
11 de abril de 2016

La insuficiente inversión en educación superior pública, particularmente el regateo de los recursos a la UV son factores que contribuyen a profundizar la crisis económica de Veracruz y la pobreza y carencia de bienestar en que viven casi cinco millones de veracruzanos.

La falta de oportunidades en Veracruz para ingresar a la universidad provoca que sólo el 18% de la población en edad de realizar estudios de educación superior (18 a 24 años) pueda hacerlo. Es decir, sólo 18 de cada cien jóvenes en edad de ir a la universidad no pueden hacerlo. Esta es una de las tasas más bajas del “índice de matriculación en educación superior” en el país y ubica al estado en el lugar 26º entre los estados en peor situación. Muy lejos del Distrito Federal que tiene 59%, Sinaloa 32, Nuevo León 31 y Aguascalientes y Sonora 29.5 respectivamente.

En los últimos años este escenario no ha mejorado sustancialmente ya que de 2010 a 2015 este índice de matriculación casi permaneció sin cambio en Veracruz al presentar un incremento de apenas dos puntos porcentuales al pasar de 16.8 a 18.8%. En cambio el DF aumentó en 15 puntos porcentuales, Sinaloa en 8 y Quintana Roo en 6.

hilario1

Otro indicador que permite observar este rezago en la educación es el “índice de matriculación en educación superior pública” que en 2015 en Veracruz registra un valor de 15%. Eso significa que sólo 15 jóvenes de cada cien en edad universitaria estudian en una institución pública, lo cual ubica al estado en el lugar 26º entre los estados en peor situación. Lejos del Distrito Federal que tiene el 37%, Sinaloa el 28 y Chihuahua el 24.6%.

Dado el nivel de pobreza de Veracruz, una proporción reducida de las personas en edad de cursar estudios universitarios lo hacen en una institución privada. Por ello en Veracruz el “índice de matriculación en instituciones privadas” es de sólo 4.3% (sólo cuatro de cada cien jóvenes en edad universitaria) lo cual lo ubica en el lugar 21º entre los estados con menor índice. Lejos del DF con el 21.9, Yucatán el 12, puebla en 11 y Nuevo León el 10.7%.

Es interesante observar que de 2010 a 2015 este Índice disminuye en 0.6 puntos porcentuales lo cual ubica a Veracruz entre los estados donde más se redujo la matricula en instituciones privadas.

hillario2

Esta baja matriculación a nivel superior reduce las oportunidades de la población de obtener un empleo bien remunerado, limitada las posibilidades de crear empresas exitosas que mejoren la competitividad del estado e impulsen el crecimiento económico e incrementa las posibilidades de que la población viva en pobreza. Esto se debe a que existe una conexión muy importante entre el desarrollo humano (DH) y el crecimiento económico (CE). Este vínculo crea un encadenamiento en el que la inversión desarrollo humano, particularmente en Educación, genera mejoras sustanciales en el crecimiento económico, para luego este último constituirse en un medio con el que se crean las condiciones para generar más desarrollo humano. En otras palabras sin educación no hay crecimiento económico.

hilario3

Asimismo hay que considerar que existe una relación estrecha que se refuerza mutuamente entre el desarrollo humano, el crecimiento económico y la tecnología. Esta relación es capaz de crear un círculo virtuoso porque: a) Las innovaciones tecnológicas elevan de modo directo la calidad de vida de las personas y el disfrute de sus libertades ya que mejoran la salud, la nutrición, los conocimientos y aumentan las posibilidades de participar más activamente en la vida social, económica y política del país. B) Las tecnología influye en el crecimiento económico gracias a que aumentan la productividad. C) El desarrollo humano es un instrumento para impulsar la innovación tecnológica porque los mayores niveles de educación propician mayores contribuciones a la creación y difusión de la tecnología. Habrá más investigación y desarrollo, y productores de mayor nivel de educación que podrán aprender, dominar y aplicar las nuevas técnicas con mayor facilidad y eficacia.[1]

Es por esta razón que los mediocres resultados del estado de Veracruz en materia de instrucción escolar a nivel superior está íntimamente relacionados con los resultados obtenidos en crecimiento económico y bienestar social. Así, Veracruz registró una tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE) de 6.5% en el periodo 2010-2014, lo que lo ubica en el lugar 30º entre los estados de peor desempeño económico, muy lejos de Querétaro que en el mismo periodo creció 25.8%, Aguascalientes 25.4, Guanajuato 22.4 y Quintana Roo 22.3%.

[1] H. Barcelata. “Estado, gasto público y desarrollo económico”, en José Luis Calva, Análisis -estratégico para el desarrollo, Vol. 5. Reforma -Fiscal Integral, Juan Pablos Editor-Consejo Nacional de Universitarios, México 2010. Pág. 57 a 86.

hilario4

Asimismo se observa que el bienestar de la población, medido por el PIBE per cápita, es relativamente muy bajo comparado con el existente en otros estados. El de Veracruz es de 84,682 pesos, colocándose en el lugar 21 entre los estados de más bajo nivel, a una gran distancia de Campeche cuyo valor es de 683,252 pesos, Distrito Federal con 254,169 y Nuevo León con 199,446 pesos. Debido a este bajo ingreso de las personas, la cantidad de población en pobreza es muy amplia, de tal forma que representa el 58% de la población total, esto es 4.7 millones de personas cuyos ingresos no superan los 2,200 pesos al mes.

Un pueblo sin universidad es un pueblo condenado a la ignorancia y al atraso económico. Un pueblo con un gobierno corrupto nunca podrá tener recursos suficientes para la educación y está condenado a permanecer y reproducir sus condiciones de miseria e ignorancia. Ese es el rumbo que lleva Veracruz.

Contacto:

hbarcel@nullhotmail.com