Si la encuesta que publicó el Diario Reforma revela genuinamente la percepción ciudadana respecto a las preferencias electorales en Veracruz tendríamos que coincidir en que el crecimiento de MORENA no se debe ni a este partido ni a su candidato Cuitláhuac García sino al factor Duarte, y por supuesto a las condiciones sociales y económicas en que vive la población veracruzana: pobreza, inseguridad y un enorme rechazo hacia una gestión pública que fracasó en el propósito de otorgarle salud, bienestar y seguridad a los gobernados; este amasijo se conjuga con el rechazo a los partidos políticos y a una clase política que en su mayor parte trabaja para acomodar el poder hacia sus intereses de grupo, en vez de orientarlos al beneficio social. En lo electoral aun presenciaremos variantes, pero dentro de un mes ya podría estar más clara la perspectiva del resultado del 5 de junio.