Mateo¿Fue un debate? ¿Eso costó 8 millones de pesos? Son, por lo menos, dos interrogantes a despejar; lo de si fue un debate es bastante discutible pues lanzarse acusaciones de tras mano no corresponde a una confrontación de propuestas, mucho menos de ideas. Nada constructivo es escuchar al candidato de Morena calificar al más puro estilo de López Obrador de ladrones y de rateros a dos de sus contendientes; o que la señora Leonila desfogue sus nuevas tirrias contra su ex compañero de partido; o al llamado “Pipo” presumir que es empresario inmobiliario y agrícola, cuando las cuentas no le saldrían en una genuina auscultación sobre su exitosa, explicable, multiplicación de activos. Armando Méndez de la Luz con buen discurso electoral; Héctor Yunes Landa con información de privilegio y buenas propuestas, lanzando obuses contra el más competitivo de sus contrincantes; y Miguel Ángel Yunes Linares capoteando los proyectiles de tres bandas que lanzaron en su contra, y aprovechando su experiencia para proponer lo que le gusta a la gente. Denominadores comunes de este encuentro: Duarte el autor de los males de Veracruz; la corrupción, la inseguridad y la pobreza. Pierden el OPLE y Duarte, Veracruz ni gana ni pierde…