Economía y sociedad
25 de abril de 2016
Hilario Barcelata Chávez

La deuda a la Universidad Veracruzana continua sin ser pagada. El gobierno de Veracruz que encabeza Javier Duarte se comprometió a cubrir este mismo año tanto los adeudos correspondiente a recursos federales no entregados por 452.3 mdp, como el adeudo que corresponde a recursos estatales no transferidos por un monto de 1625.4 mdp. No ha cumplido en ninguno de los dos casos, a pesar de haber emitido oficios que le comprometen al cumplimiento del pago en el que se incluyen un calendario con fecha específica. Nada de eso ha importado. El gobierno de Javier Duarte sigue sin pagar. Veamos los detalles.

1.- Adeudo correspondiente a recursos federales no entregados

El pago de la parte que corresponde a recursos federales no entregado por un monto de 452.3 millones de pesos, se programa mediante un calendario que elaboró y presentó el gobierno estatal a las autoridades universitarias mediante oficio SFP-128/2016 en el cual se obliga a pagar en el transcurso del período febrero-agosto de 2016, de la siguiente manera: 40.7 mdp en febrero, 82 mdp en marzo, 93.7 mdp en abril, 80.9 en junio, 103.1 en julio, 52.4 en agosto.

h1

Hasta el momento sólo ha cumplido con el primer pago correspondiente a febrero, de modo que ya tiene vencidos los pagos de marzo y abril, por lo que lo que este tramo de deuda de 452 mdp apenas se ha reducido en 40.7 mdp, es decir, sigue adeudando 412 mdp. Aunque la cantidad que debe entregar es mayor, porque en el mismo oficio se comprometió a pagar los rendimientos financieros derivados del retraso en la entrega de estos recursos, lo cual tampoco ha cubierto.

Es importante observar cómo se fue acumulando este adeudo de 452.3 mdp, por retrasos acumulado año con año desde 2009 año en que dejaron de transferirse 940 mil pesos-. El monto era reducido, pero año con año los retrasos se hicieron más grandes, en 2010 fue de 18 mdp, en 2011 de 42 mdp y ya para 2014 se alcanzó el monto más alto del retraso que fue de 112 mdp.

h2

2.- Adeudos correspondiente a recursos estatales no entregados

Estos recursos suman un monto de 1730.9 millones de pesos, de los cuales 936.1 mdp corresponden a las retenciones del Impuesto sobre la Renta que corresponde pagar a los trabajadores de la universidad, y que, de acuerdo con la ley, la UV está obligada a retener y a entregar al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

h3

La situación es que la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado es la que realiza las retenciones y sólo entrega a la UV el monto neto de los salarios, por lo que la universidad no puede realizar la entrega de dichas retenciones al SAT. El problema es que Sefiplan no ha entregado dicho importe. En el oficio 044/2016 del 25 de febrero de 2016, dirigido a la rectora de la UV y firmado por el gobernador del estado, se reconoce que esos recursos se encuentran pendientes de entregar y que el gobierno del estado hará el pago correspondientes, con cargo a los recursos que le corresponden a la UV, por lo que son deuda no pagada.

h4

Otro tanto ocurre con 83.9 mdp que el gobierno del estado retuvo por concepto de cuotas y aportaciones de los trabajadores de la UV, para ser entregadas al Instituto de Pensiones del Estado y que aún no han sido entregadas, lo cual también se reconoce en ese oficio y también el gobierno del estado se compromete a liquidar, pero tampoco ha cumplido.

h5

Finalmente restan 710.9 mdp que el gobierno del estado debe entregar a la UV, pero de acuerdo con el oficio mencionado, la entrega de estos recursos la hará de “acuerdo a las disponibilidades financieras” y para su entrega ni siquiera hay elaborado un calendario de pagos, lo que hace sospechar que no lo pagará.

h6

En total la deuda sigue sin pagarse, pero para colmo aumenta ya que según han reportado las propias autoridades de la UV, el monto del adeudo en abril es ya de 2,332 mdp, debido a que mes a mes el presupuesto de 2016 lo está entregando incompleto. http://www.jornada.unam.mx/2016/03/12/estados/024n1est

Atrapado entre lo que podría ser una esquizofrenia incontrolable o una exacerbada embriaguez de poder, el gobierno del Javier Duarte se burla una y otra vez de la Rectora de la UV y de toda la comunidad universitaria. No le importan las demandas y denuncias interpuestas en su contra, no le importan los compromisos financieros que debe cubrir la UV, no le importa lo que digan los analistas, no le importa lo que digan los periodistas, no le importan los exhortos de senadores y diputados, no le importan los llamados del Ejecutivo Federal, no le importa el efecto que esto tenga en el resultado de las elecciones, no le importa el futuro de la universidad, no le importa lo que le pase a Veracruz. A Javier Duarte no le importa nada y por eso no paga ni pagará a la UV.

hbarcel@nullhotmail.com