Mole de gente
Por Virginia Durán Campollo
18 de abril de 2016

 La descomposición que vive nuestra niñez y adolescencia parte, principalmente, de la formación en el hogar. No se puede culpar a maestros o autoridades, sin reflexionar como están los padres de familia conduciendo a los hijos. Se observa que estos hoy son los mandantes. Los padres obedecen o claudican ante la exigencia. Hay una falta total de educación. No existe respeto para nada ni para nadie. El llamado bullying escolar, que lleva a niños hasta de ocho años a serias infracciones. Y esto se repite con mayor severidad, en los jóvenes de secundaria, preparatoria y universitarios. Alcohol, drogas, sexo, delincuencia, que acaba con sus tempranas vidas de manera violenta. La juventud siempre ha sido rebelde y se manifestaba en contra de las imposiciones de gobierno, católicas, sociales. Llevaban una causa. Había respeto a los padres y eso frenaba, en la mayoría, que las pasiones se desbordarán por completo. Se experimentaba, pero existía auto control. Incluso la religión influía con ese temor a Dios. *** Una situación delicada, entre muchas, es el embarazo temprano. Niños que a los trece años se convierten en padres. Sin trabajo, casa y un futuro truncado suman a jóvenes desesperados, en busca de dinero para sobre vivir. La delincuencia organizada lo aprovecha, ofreciéndoles atractivas remuneraciones. Con la influencia negativa de la propaganda televisiva, principalmente, llenan su mente de deseos, que sólo pueden realizar con mucho dinero. En su desesperación- y más si consumen droga – empiezan el saqueo en su propia casa. Es la familia, la primera afectada económicamente. Hay padres que aun sabiendo que sus hijos cometen delitos, los cubren y protegen. La problemática es más profunda y no alcanza el espacio. Habría que empezar a mirar hacia ello, para encontrar alguna solución. *** En el caso de los jóvenes violadores llamados los Porky´s, se observa como los padres continúan con su irresponsabilidad. Ignoraban en dónde andaban y que hacían sus hijos. Qué consumían y con qué frecuencia. Qué tipo de amistades tenían y cuál era su origen. En este caso el hecho de que los padres ayuden a sus hijos a huir al extranjero, les hace cómplices pues cometieron un delito. En vez de enfrentar las consecuencias y llevarlos a la justicia, para fincar o deslindar responsabilidades, les allanan el camino para la fuga. La prepotencia y soberbia que han mostrado los padres de los mozalbetes, demuestra la inconciencia de los mismos. Acostumbrados al poder y el dinero, creen que con eso logran espiar las culpas. Pero su actuar absurdo, les traerá grandes problemas que ni siquiera se imaginan. Por lo pronto, la acción de abandonar el país muestra su culpabilidad porque dicen el refrán: quien nada debe, nada teme. *** Solicitaríamos a la saqueada Secretaria de Educación de Veracruz (SEV), implementará talleres de orientación a los padres de familia al respecto, pero con la calidad tan baja de la educación estatal y la deplorable situación de las escuelas, que ni techos tienen sería inútil. La SEV, sólo ha servido como la caja chica del PRI para las campañas electorales, vía la Oficialía Mayor de Edgar Espinoso y Vicente Benítez. *** “Para que los jóvenes veracruzanos puedan alcanzar todos sus proyectos, la seguridad social es un tema fundamental para que puedan planear su futuro sin obstáculos. En mi gobierno tendrán el impulso que necesitan. Contaran con la oportunidad de un empleo, de poder acceder a una vivienda, de gozar de los servicios de salud y de vivir tranquilos”, se compromete el candidato a la gubernatura del estado Héctor Yunes Landa. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.