MAYL-HECTOR-DUARTE-FIDEL-850x340
Fotos: Veraz, Reforma, Sexenio y Sin embargo
Informe Rojo
Por Mussio Cárdenas
27 de abril de 2016

* Calla ante las acusaciones de enriquecimiento  * Pero no lo bajan  * Es peor el repudio a Duarte y al PRI  * Berumen lo pone 12 puntos arriba de Héctor  * Mónica Robles violando la ley  * Quintanilla y su candidatura patito  * Clorados: los deudos y los buitres  * Víctor Rodríguez, candidato de la mitad de los priistas  * Rotter, esquirol del PRI

Con todo le dan a Miguel Ángel Yunes y calla. Que si es corrupto y voraz, que si atesora riqueza y propiedades, que si es pederasta y represor, que si es narco y un peligro para Veracruz. Y no lo bajan. Y es que en el balance social, Yunes Linares es malo, pero el PRI, Duarte, Fidel, Héctor, son algo peor.

Podrido el PRI y su escoria, los fideles y los duartes, Héctor Yunes mismo, encarnan el agravio a Veracruz, la llegada del crimen organizado —desgobierno y narcogobierno—, el saqueo descomunal, la deuda impagable, el levantón policíaco, la desaparición de inocentes, el infame en palacio, la soberbia desde el poder.

Y eso es peor que los depas y los yates, las mansiones y el dinero, los millones y la residencia de El Conchal que le endilgan a Yunes Linares.

Yunes azul no le roba a los veracruzanos. Duarte y sus 40 ladrones sí.

Esa imagen, la del priista-delincuente, es la que prevalece en el imaginario colectivo y bloquea la oferta política del PRI, las promesas de Héctor Yunes, el candiDuarte al gobierno de Veracruz.

Ofrece salud y educación, manos limpias y cárcel a los deshonestos, seguir siendo más bueno de lo que ya es, y no hay quien le crea.

Dice que con él habrá justicia, desarrollo, autoempleo, vivienda, becas escolares, y no permea su mensaje.

Nada hizo subir en la intención de voto a Héctor Yunes y nada hizo bajar a Yunes Linares, el candidato de la coalición PAN-PRD.

Optan, pues, los priistas por el desprestigio del rival, la descalificación, el grito del ladrón que pide seguir y atrapar al ladrón, la embestida que revela que el candidato azul se maneja entre millones y millones, propiedades que no compra pero sí concerta su hijo Omar Yunes Márquez para otros, el franquicitario más efectivo del país, el de Planta de Ideas, al que pillaron en una operación para constituir un fideicomiso en Nueva Zelanda, que finalmente no se concretó.

Hay silencios que involucran. Hay silencios que conducen a la duda. Hay silencios que se revierten. Hay silencios que moralmente destruyen.

Rehuye aclarar Yunes Linares las imputaciones y los señalamientos. Si no disminuye la intención de voto, así se queda.

Calla Yunes Linares cuando le dicen que salió del ISSSTE con los bolsillos repletos y las cuentas bancarias a su máximo nivel, con un fraude de 67 millones de pesos, divulgado por la revista Proceso, esgrimido en cuanto debate se pueda por el candiDuarte, Héctor Yunes Landa, su primo. Otras versiones hablan de un desvío de 8 mil millones.

Responde a medias a la imputación del escape de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ligándolo al narco, implicándolo en la primera fuga del zar de la droga.

Habla apenas del señalamiento de pederastia, la joya de la corona del duartismo como si entre ellos no les gustaran los niños, a partir del libro Los Demonios del Edén de Lidia Cacho, mencionado en bacanales con menores de edad junto al ya sentenciado Jean Succar Kuri.

Habla menos del caso Panama Papers, la investigación periodística internacional que dio con una red de movimiento de dinero, presunta evasión fiscal, mencionado su hijo Omar Yunes Márquez, el empresario de la familia, por la constitución del fideicomiso que no llegó a realizarse.

Y vuelve a ser pasivo, de pocas palabras, ante la grabación telefónica divulgada en Univisión, donde hablan Omar y Miguel Ángel de la compra de una propiedad en Nueva York de 58 millones de dólares, intermediarismo puro que dejaría una “rentita” de 83 mil dólares mensuales.

Calla cuando se divulga la existencia de otros dos departamentos en Nueva York a nombre de Omar Yunes, inversión de 4 millones que da a conocer el periódico El Economista.

Le llueve de todo al candidato de la coalición PAN-PRD, el lodo viejo, aquel que esgrimiera Javier Duarte en el debate de 2010, cuando ambos aspiraban a la gubernatura de Veracruz, y el lodo reciclado, gran parte en labios de su primo Héctor, el que sí se mete con la familia, con los hijos de Yunes azul.

Calla Yunes Linares aunque pudiera no hacerlo si se trata de agraviar a la familia, tocar el caso del IPAX, los hermanos y el padre de Héctor Yunes disfrazados de policías para obtener permisos de portación de armas y luego ser asignados escoltas del entonces senador por Veracruz.

Y calla cuando las hijas de Héctor se ven implicadas en sainetes en redes sociales, una por representarlo en un evento donde había tres Zetas, en nuevo Atoyac, y la otra por confrontarse con usuarios de Twitter por el acarreo de priistas al más reciente evento masivo del PRI en Veracruz. Algo así La Pioja contra Martinoli versión jarocha.

De nada de eso habla Yunes Linares. Menos si se trata del padre, los hermanos y las hijas de Héctor. En cambio, Héctor sí tilda de corruptos a los hijos de Yunes azul. ¿Quién es el que no respeta a la familia?

Nada le hace el lodo porque la intención de voto surge del repudio de los veracruzanos al PRI, a Javier Duarte y sus 40 ladrones, al fidelismo mimetizado con el fidelismo, depredadora la pandilla que hizo de Veracruz un coto de poder y la fuente de su riqueza.

Errada, la estrategia del PRI se basó en ofrecimientos que nadie creyó. Su oferta política nada tiene de real. Es producto de la demagogia, de la mentira y del engaño.

Su problema es de credibilidad. Al PRI, a Javier Duarte, a Héctor Yunes no se les puede creer.

No es que Miguel Ángel no sea malo, es que el PRI, Duarte, Fidel, Héctor y sus pandillas son algo peor.

Refiere el periodista Antonio Trujillo y Perdomo en su Verba Brava, titulado Miguel se Trepa, puntilloso su estilo, procaz y sin tapujos:

“De lo que el vulgo sabe es que cuando Miyuli fue secretario de gobierno junto con su patrón  Patricio Chirinos dejaron en la caja de Sefiplan 5 mil millones de pesos, que llegó Miguel Alemán con Sergio Maya y de cargamaletas El Sir Bermúdez, y quién sabe a qué paraíso fiscal fueron a parar.

“La plebe sabe que cuando se fugó por primera vez su santidad El Chapo, Miyuli ya no cobraba en esa dependencia carcelaria.

“El bandón conoce la versión de que cuando le dieron cuello en el ISSSTE, el choleño dejó en bancos 56 mil millones de pesos, que no existe fraude alguno. Y que en ese entonces el medicamento se abastecía en un 95 %, similar  a una cobertura internacional.

“Que las fiestas del yate con el pederasta Jhony Succar, ninguna autoridad lo pudo probar. (Aunque a la Cacho le ha ido requetebien con los pedidos de millones de novelas que Fidel y su Banda le han pagado con dinero del erario público).

“Que las broncas del Omar con los Papeles de Panamá, son de Omar.

“Yo no digo que Miyuli sea un santo honestísimo o que es el mejor candidato a gobernador, quizá sea el menos peor, quizá sea el que le conviene al Veracruz de los jodidos y desmadrados en 12 años por las raterías de voraces adictos y desviados, ladronas y acomodaticias damas”.

Y agrega:

“De lo que sí estamos seguros millones de veracruzanos es que el único candidato con valor y cojones para meter al bote y obligar a depredadores y ladrones a devolver la riqueza, la paz y tranquilidad es Miguel. Con todos los defectos que tiene, a pesar de que no todo su equipo le entiende y obedece, aún con sus errores y debilidades humanas. Es el único que puede darle satisfacción a 8 millones de seres sedientos de sangre política y venganza, pasiones humanas llenas de odio hacia el cinismo, la impericia, la improvisación, el pocamadrismo, el hartazgo social y la corrupción”.

Van tres semanas. Sigue la campaña. No hace efecto el lodo en redes sociales, las revelaciones de la prensa nacional e internacional, las mansiones y los departamentos, el reciclaje del fraude al ISSSTE, el Chapo, la pederastia.

Nada baja a Yunes Linares. Su discurso carcelario —la clave de su proyecto hacia la gubernatura—, la promesa de que llevará a Javier Duarte y a sus 40 ladrones a prisión es lo que mueve el voto de la sociedad.

Dice Berumen y Asociados, una de las empresas encuestadoras más respetadas de México, que en la nueva medición, entre 23 y 24 de abril, Yunes Linares sigue arriba. Y peor para el PRI. Aumenta su ventaja. Antes eran 10 puntos. Ahora son 12 en preferencia bruta y 16 en preferencia efectiva.

Son los números de Berumen: PAN-PRD, 32.2 por ciento; PRI y sus aliados, 20.8; Morena, 10.8. La preferencia efectiva es más contundente: PAN-PRD, 45.2 por ciento; PRI-aliados, 29.2, y Morena, 15.2.

No es Yunes Linares lo que marca la intención de voto. Moralmente está cuestionado. Es el pueblo de Veracruz que no reacciona al lodo del PRI y del duartismo. o que reacciona en contra. Es voto de castigo en su mayor expresión.

Sensible, el elector percibe lo que es el PRI y lo que es el gobierno duartista. Si ya no se les cree y para sostenerse en el poder enlodan, deben irse.

Está fracasando la estrategia de la descalificación. O como dicen los priistas, golpe que no mata, fortalece.

Y es que Yunes Linares puede estar sucio, pero el PRI está podrido.

Y eso es peor.

Archivo muerto

Sainetazo el que armó Mónica Robles, torpe la diputada para imponer a su pupilo, Jaime Quintanilla Hayek. Muy verdes llegaron la legisladora, Quintanilla y Andrés Azuela Berchelman a su registro protocolario ante el Órgano Público Local Electoral del distrito 29, el Coatzacoalcos Urbano. Era la tarde del lunes 25. Entregaron la documentación. Quintanilla sería candidato propietario a diputado local y Azuela el suplente. Horas después, el martes 26, el consejero Agustín Bolaños Castillejos reparó. Indagó y confirmó que esa fórmula no fue registrada previamente ante el OPLE de Xalapa, o sea el registro supletorio. Bolaños ya denunció ante el OPLE estatal. Brincó Diego Fernández Olivares, quien fue electo mediante asamblea en el PVEM y quien demandó a su dirigencia estatal investigar, sancionar y aplicar los estatutos pues Mónica Robles, Quintanilla, Azuela y el líder local, aún, del Partido Verde, Julio Ramos, sorprendieron al OPLE 29 violando el procedimiento, violando la ley. Si Quintanilla, el de las sentencias judiciales clonadas, y Azuela no fueron electos en asamblea, su registro es ilegal. Así se realizara el registro supletorio, es violatorio de los estatutos y el asunto terminará en los tribunales. Limitadísima, negada para la política, Mónica Robles es un fiasco. Patética, su capacidad es ínfima. Concertar, trabar acuerdos, domar al dueño del Partido Verde, es algo que cualquier político con una mínima cuota de habilidad lo puede lograr. Mónica ni eso… Buitres revolotean en torno a la tragedia de Clorados 3. Son buitres sin respeto por el dolor ajeno, que lucran pidiendo apoyo económico, que toman por su cuenta una caseta de peaje y recaudan como si no estuvieran violando la ley. No son familiares de los desaparecidos. No son trabajadores que perdieron su empleo. Son vivales que lucran y que provocan el rechazo de los que hoy lloran la pérdida de sus seres queridos en la explosión que acabó con la fatídica planta Clorados 3… Tardío, el registro de los candidatos priistas disipa dudas. Va Víctor Rodríguez Gallegos por el distrito Coatzacoalcos Urbano aunque su domicilio electoral esté ubicado en el distrito Coatza Rural, lo que lo hace inelegible y lo que será tema de impugnación, amén de que Lu-pilla de Theurel, priista que contiende por el AVE, le restará una buena cuota de votos. Va Ricardo Orozco por Minatitlán, pese a los desatinos de su padrino, Flavino Ríos Alvarado. Va Gloria Ochoa de Marcos Estrada por el Coatza Rural, aunque no tenga intención de voto. Va Karla Enríquez Merlín por Cosoleacaque, así enfrente el repudio de una sociedad harta de ver a dos familias, los Vázquez y los Merlín en el Congreso, en la Legislatura y en la alcaldía. Famélica la caballada, desprestigiados unos, repudiados otros, es con lo que va el PRI en un Veracruz dispuesto a echarlos del poder… Esquirol solitario, Armando Rotter Maldonado ahora es candidato del Partido del Trabajo. No se le hizo por el Partido Verde, ni por Alternativa Veracruzana, menos por la coalición PAN-PRD. No es que quiera ser diputado. No es que pueda serlo. Va por sus 3 mil votos que le arrancará a la oposición para gozo del PRI. Burda la treta, el operador de esa candidatura es Héctor Yunes Landa. Le ofreció que escogiera entre el abanico de partidos una vez que el perredismo lo desechó. Que por el Verde, que siempre no; que por AVE, que siempre no; que se aguantara un rato y Armando acató. Sábese que el patrón del PRI manda. Y lo mandó al PT. Indigno para quien llegó a ser un símbolo y un motor de votos. Hoy su misión es restarle votos a la oposición. No es mercenario. Eso es mucho para él. Es pepenador que recoge lo que sobra…

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com