Mal parada quedará la Fiscalía General de Veracruz si resultan ser de humanos los restos encontrados por la Brigada Nacional de Búsqueda en la región de Córdoba. El diferendo de la Fiscalía con esta Brigada surge cuando adelantó sin pruebas que los restos encontrados por la Brigada no son humanos, en evidente intención de minimizar u ocultar que en la entidad el número de fosas clandestinas es incalculable y que, de no ser por esta brigada, al menos las por ella encontradas, quedarían escondidas para siempre. Dicen los brigadistas: “no necesitaban haber querido desprestigiar nuestra búsqueda porque nosotros desde que abrimos sabíamos que eran restos humanos. A lo mejor ustedes tienen tecnología, pero nosotros tenemos la práctica”; y vaya que sí pues muy cerca al anterior hallazgo encontraron otro pozo con huesos calcinados.