fotos-2016-04-05-Policiaca-464855Redacción- 2016-04-0509:59:18-El Juez de control Edilberto García Osorio dictó auto de formal prisión en contra del director de Seguridad Pública del municipio de Papantla, Bernardino Olmedo, y a siete policías más que estuvieron involucrados en la desaparición de tres jóvenes en dicho municipio.  

Los jóvenes, Luis Humberto Morales y Alberto Uriel Pérez Cruz, desaparecieron el pasado 19 de marzo cuando fueron detenidos por policías municipales, y presuntamente entregados a un grupo delictivo. Jesús Alan Ticante Olmedo, de él se desconoce su paradero desde esa fecha, y se presume que fue plagiado por policías, sin que hasta el momento se tengan pruebas de ello.

En la audiencia, que se llevó a cabo en la Sala de Juicios Orales del Distrito Judicial de Papantla, el juez les dictó auto de formal prisión y fueron traslados al Centro de Readaptación Social de Papantla, donde pagarán su condena.

El fallo se dictaminó antes de las 18:00 horas de este domingo, luego de vencerse la ampliación del término constitucional que solicitaron los defensores de los policías con el fin de ofrecer pruebas para descargo del delito que se les imputa.

De acuerdo con Armando García, abogado de los ocho policías, los inculpados no aceptan los cargos que se les imputan, y la defensa trabaja en tratar de demostrar su inocencia.

De acuerdo con lo padres de los jóvenes, Luis Humberto y Alberto Uriel Pérez Cruz desaparecieron juntos. Ninfa Cruz Nájera, madre de Alberto, relató que a su hijo lo persiguió una patrulla de la Policía Municipal y se lo llevó:

“Lo correteó una patrulla de la Policía Municipal y les disparó, las llantas de su vehículo se le poncharon sobre la calle Francisco Villa. Ahí fueron detenidos”, dijo. Desde ahí no ha vuelto a saber de él.

La mujer detalló que su nuera fue quien presenció los hechos y señaló que las patrullas 084, 060, 061 de la Policía de Papantla fueron las que participaron en la detención.

Informó que acudió a las oficinas de la Procuraduría General de la República, la Policía Federal, entre otros lugares y municipios sin que obtuviera respuesta de la ubicación de Alberto Uriel, quien, de acuerdo a medios locales, trabajaba como taxista y albañil.

A su vez, Humberto Morales Pérez, padre de Luis Humberto, señaló directamente que a su hijo se lo llevó la patrulla 084 y aseguró que también ha recorrido oficinas de gobierno y no ha podido obtener información.

Mientras que Jesús Alan Ticante Olmedo salió por la mañana de su domicilio ubicado en la colonia Emiliano Zapata para ver a su abuela y no llegó. Tras ello sus familiares se dieron a la tarea de buscarlo y un familiar les comentó que lo vio la altura del mercado del “Tarro”, donde se realizaba un operativo policíaco ese día. Tampoco se tiene indicios de su paradero.

Los inculpados son: Bernardino Olmedo Castillo, quien ocupaba el cargo de comisario; Higinio Bastián Santiago, José Luis Ramiro García, Rufino Baltazar Pérez, Benito Velázquez Jiménez, Mauro Olmedo Hernández, Reyes León de la Cruz y José Luis Santiago Ramos.

Redacción/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO