Hector Yunes Landa y Javier RiendoContraesquina Política
Por Fernando Martínez Plascencia
01 de abril de 2016

Héctor Yunes. Ni como Ayuduarte compadre.

Victor Rodriguez y Ricardo Orozco: estos distritos harán la diferencia.

Cosoleacaque, el prietito en el arroz.

Javier Duarte de Ochoa personifica la omisión y la acción de la decadencia del pueblo veracruzano.

Se ha dicho hasta el cansancio que Javier Duarte de Ochoa es “un gran peso” que hunde al candidato a gobernador, Héctor Yunes Landa. Pero no hay forma de quitárselo de encima, tal parece que ese fue el arreglo que hizo con Miguel Ángel Osorio, a quien fue a llorarle para que le dejaran algunos espacios políticos que lo respaldarán en el Congreso local, y si bien es cierto que se le concedió, éste, es decir, el mal gobernante que tenemos, no ha entendido que lo que hable o diga o haga, no hace más que reforzar el mal concepto de los veracruzanos hacia su persona.

Sus actos continúan generando la desconfianza del electorado, y severas críticas al plan de campaña del candidato del PRI, Héctor Yunes Landa, murmurándose, incluso, que en caso de llegar a ser gobernador no procederá en su contra, restándole credibilidad al candidato, que inicia una campaña con un mal presagio.

En esas condiciones y entrampado el candidato del PRI, por su propio partido, no encuentra una salida digna para deshacerse de una vez y por todas de este mal gobernante.

Héctor Yunes es un buen candidato, pero Javier Duarte pretende hacerlo perder con tantas burradas, errores, y desaciertos. Es lo malo de no tener formación política.

Como gobernador y “primer priista”, su trabajo ha sido nulo. Cero obras, cero desarrollo, cero crecimiento, cero seguridad en todo el estado. Si existieran serian la mejor garantía del apuntalamiento de su sucesor, y el candidato podría sujetarse de ello, manifestando que le dará continuidad para el engrandecimiento del estado, pero ese es el verdadero problema de HYL, porque no hay nada bueno de lo que pueda hablar.

Como agarrarse de donde no hay agarradera. El problema no es Héctor Yunes, el problema es Javier Duarte que ya no tiene cabida entre los veracruzanos, y no lo entiende, ni él ni los diputados locales que todo le han permitido, y autorizado.

Hablar de un odio acrecentado hacia este mal gobernante, es algo innegable, el mismo candidato sabe cómo estamos, y cómo vivimos. A Héctor Yunes Landa más le vale ponerse del lado de “quienes tienen hambre y sed de justicia”, como dijera el difunto Luis Donaldo Colosio.

¿Justicia? Sí, para colmo ese es el otro grave problema. Ya se sabe que no hay seguridad para nadie de los veracruzanos, pero tampoco hay justicia para nadie que reclame su aplicación.

Ahí está el caso de los Porkis, estos jóvenes, hijos de familias acaudaladas de Veracruz-Boca del Río, inmiscuidos en una violación a una joven, y pese al reclamo de justicia desde hace más de un año, y a la exigencia de diversas organizaciones no gubernamentales, reclamando al gobernador su intervención, éste, es decir, Javier Duarte de Ochoa, cínicamente le contestó en una carta a María Elena Morera, presidenta de “Causa en Común”, que el Congreso local le había dado a la Fiscalía del Estado plena Autonomía para actuar, y que él no tenía nada que ver en su funcionamiento ni en sus actividades, así, en resumidas cuentas, este mal gobernante, pretende lavarse las manos como Poncio Pilatos, haciéndose el occiso en un tema tan delicado, que lo alcanza hasta su silla, donde descansa su rechoncho tafernario, porque se dice que un hijo o familiar de su círculo más cercano de asesores, está inmiscuido en este bochornoso hecho…..o en otros.

Un ánimo solemne invade a todo Veracruz, tanta impunidad ya no tiene límites.

El aula del robo, de la complicidad, de la falta de justicia, de la inseguridad permea en quienes deberían garantizarnos paz y tranquilidad.

En fin, algo tendrá que inventar Héctor Yunes Landa para no cargar con una derrota, que todavía puede ser previsible si se corrige el rumbo, y vuelve al origen que le ganó adeptos y simpatías a su candidatura, es decir, a señalar todo lo que está mal de este gobierno, y además, volver a decirles a los veracruzanos, que el dinero que se robaron lo tendrán que devolver quienes se lo llevaron, y de comprobarse irán a la cárcel. La gente quiere saber dónde están los miles de millones de pesos que envió la Federación a las arcas estatales, y que reclama la Auditoría Superior de la Federación, así como el dinero público estatal por concepto de impuestos. No aparecen por ningún lado, aunque ya sabemos quiénes se lo llevaron.

Eso es lo que quiere escuchar la gente de su candidato; que habrá aplicación de la ley, y no la falsa luna de miel, que pretenden transmitir entre Héctor Yunes Landa y Javier Duarte de Ochoa.

Y a pesar de todo lo que pasa en Veracruz, tal parece que este mal gobernante está ciego y sordo. Javier Duarte de Ochoa no entiende o no quiere entender, se lo digo porque a la suma de desatinos, hay que agregar las tonterías que dice y publica. Ahora tenemos que soportar los mensajes vía Twitter que nos arroja constantemente como una bofetada.

Lo dijo en una ocasión, “por cada ataque que me den, les responderé con un resultado”. La mayoría de sus mensajes son mentiras o falsos.

Para muestra un botón; el de la pavimentación con concreto hidráulico del Boulevard Instituto Tecnológico de Minatitlán Ver., éste no está terminado, pero muy orondo dice que el resultado 663 se encuentra totalmente concluido. El Boulevard Instituto Tecnológico no está terminado, y lo poco que se pavimentó fue por la exigencia de los vecinos, que hicieron varios paros y manifestaciones para que las autoridades estatales lo medio pavimentarán. Esa es la verdad.

Hasta donde llega su desconocimiento de lo poco, muy poco que se ha hecho, que no sabe lo que sus colaboradores suben al Twitter. Menuda ayuda en plena época electoral.

Hasta el túnel sumergido de Coatzacoalcos dieron por concluido. Que locuras vemos, escuchamos y leemos. Los mensajes vía twitter son una aberración, y una falta de respeto de este mal gobernante a los veracruzanos. No tiene vergüenza. Será todo o nos falta?

Javier Duarte de Ochoa contribuye a la caída estrepitosa de su partido, el PRI.

El gobierno de Veracruz rebasado en todos sus ámbitos. Hasta en el de las mentiras.

Así están las cosas con Javier Duarte que en nada ayuda a “su candidato” al gobierno del estado.

Quienes pueden ayudar a Héctor Yunes Landa son los candidatos a diputados locales. De ellos depende también el triunfo del 5 de junio.

Por Minatitlán, el Lic. Ricardo Orozco Alor quedó formalmente como el candidato del PRI  a la diputación local por el distrito 28, que comprende el Uxpanapa, Jesús Carranza, Hidalgotitlán.

Pese a muchas cosas en contra, Ricardo Orozco representa una nueva generación política, del esfuerzo y del trabajo, como decía Luis Donaldo Colosio. Llama la atención que el candidato del PRI a diputado, una vez elegido por la convención de delegados como su candidato, en su discurso manifestó que el surgió de las juventudes colosistas, y esto no hizo más que confirmar que a Ricardo Orozco, nada le ha sido fácil, que proviene de abajo, de la talacha política, como lo manifestó ante la presencia de diversas personalidades que hicieron acto de presencia para manifestarle su respaldo. Al acto acudieron los dirigentes del PRI del Uxpanapa, Jesús Carranza, Hidalgotitlán, y Minatitlán, y del coordinador de la campaña de HYL en la zona sur Marcelo Montiel Montiel, quien constató la fuerza y el arraigo que mantiene el candidato a la diputación, entre los sectores del PRI, así como de la población minatitleca, y de su distrito.

La sencillez y sinceridad con que atiende a todo aquel que se acerca a él, lo mantienen en el ánimo de la gente de este distrito.

En su discurso de toma de protesta, Ricardo Orozco se centró en reconocer el esfuerzo de los jóvenes, a quienes se les tiene que dar la oportunidad de servir, y de buscar la forma de crear más escuelas para que continúen sus estudios, así como de retornar a las escuelas, a aquellos que no están estudiando por diversos motivos, del mismo modo, reconoció el gran valor de las mujeres y la necesidad de darles las mismas oportunidades que tienen los hombres.

Agradecido con todos, Ricardo Orozco, dijo sentirse orgulloso de su militancia priista, pero además dijo que, “hay que reconocer lo que se está haciendo mal para corregirlo”. Habló de su plática con Jorge Wade, líder del sector petrolero, donde ambos coincidieron en que pese a las críticas externas, al final, el PRI siempre sabe ponerse de acuerdo, y eso es lo que hace la diferencia con otros partidos políticos.

Y en esta lucha política, y en el mismo tenor, es importante mencionar el trabajo que desarrolle el sector petrolero en esta campaña, será de gran importancia para el triunfo de ambos, porque si una cosa tiene claro el sector petrolero, es llevar al triunfo electoral a Héctor Yunes Landa y por lógica, al candidato a diputado local.

No hay de otra, el sector petrolero se la tiene que jugar con todo, porque de ello depende la elección del 2017.

Pese a la enorme simpatía que ha despertado en el electorado, Ricardo Orozco Alor tampoco está confiado, ni sentado esperando el triunfo, viene armando una estructura importante de trabajo desde el Uxpanapa, comprendiendo todos los municipios dentro de este distrito, con el único propósito de asegurar el triunfo electoral, tanto de él como de Héctor Yunes Landa.

Por Coatzacoalcos, contra viento y marea Víctor Rodríguez Gallegos continúa trabajando a marchas forzadas, sin confiarse de nadie, ni de la estructura de trabajo que tiene conformado con el grupo al que pertenece, y que hoy está en el poder municipal, sabe que estos no están muy convencidos de ayudarlo a ganar la elección.

Sabe que mucho tiene que ver quién será su suplente a la diputación, porque de ello depende también el triunfo. Tendrá que ser alguien identificado completamente con las bases priistas y con la militancia. Victor Rodriguez Gallegos sabe del trabajo de coordinación que deberá realizar con Rafael De Hombre, gente cercana al candidato al gobierno, quien tiene la enorme responsabilidad de llevar al triunfo, tanto a Héctor como a Víctor.

Pieza importante en el equipo de trabajo de Rafael de Hombre es Miguel Ángel Delgado Plascencia, joven profesionista que ha demostrado trabajo y lealtad a su jefe político, que no baja la guardia y ha sabido acoplarse al ritmo de trabajo de su jefe, recorre constantemente las colonias de Coatzacoalcos, para afianzar el triunfo del 5 de junio.

Victor Rodriguez no se confía, y arma una estructura paralela que le ayude a alcanzar el triunfo electoral, que no deje dudas de su poder de convocatoria, pero sobre todo, de su cercanía con la gente de las colonias populares, aquellas que conocen su origen y su disposición siempre de ayudarlos en cualquier asunto, o problema que tengan. Que da respuestas y soluciones.

El candidato del PRI es producto también del esfuerzo, de sus ganas de hacer algo por su pueblo. Quienes lo conocen aquí, saben que viene de abajo, saben que es un hombre de palabra, que cumple cuando se compromete, y ese es su mejor activo para triunfar en las próximas elecciones.

Su compromiso con las gentes de las colonias, con los jóvenes, con las mujeres, con las bases de su partido, es el punto medular en el que se ha enfocado para fortalecer su campaña. Muchas caras nuevas se están integrando a su campaña, estos fortalecerán el trabajo político del candidato del PRI, y desde luego, este trabajo también tiene como objetivo llevar al triunfo a Héctor Yunes Landa. No hay que olvidar que los candidatos a las diputaciones son los que fortalecerán al candidato al gobierno del Estado.

Si el PRI, saca buenos candidatos a las diputaciones en cada uno de los distritos, y se atajan las pretensiones de pretender heredar la curul, así sea por otro partido en alianza con el PRI, como en el caso de Cosoleacaque, donde Gladys Merlín pretende heredar su curul a su hijita Karlita, Héctor Yunes estaría asegurando su triunfo, de otra forma sería muy difícil, tomando en cuenta las condiciones en que se encuentra nuestro estado, de estos factores depende, que se alcance la victoria el 5 de junio.