miguEl dirigente del MORENA, Andrés Manuel López Obrador, ha colocado en el centro del debate electoral la alianza de Miguel Angel Yunes Linares con el Grupo Hidalgo que encabeza el presidenciable Miguel Angel Osorio Chong; en su recorrido por la entidad López Obrador también ha pedido a los electores que no se equivoquen, ya que detrás de la campaña del candidato de la coalición PAN-PRD existe el patrocinio del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

La reacción del equipo de campaña de Miguel Angel Yunes Linares a las declaraciones de López Obrador confirman que el factor MORENA será determinante en el resultado final de la elección, por eso han lanzado una campaña de desprestigio en contra del candidato a gobernador de ese partido Cuitláhuac García Jiménez a quien pretenden colgar una alianza con Javier Duarte; lo cierto es que López Obrador ha barrido parejo en su crítica hacia los candidatos del PRI y del PAN, señalando que la única diferencia entre ellos es que unos son rateros y otros son ladrones.

Pero la preocupación y el enojo de los seguidores del candidato de la coalición PAN-PRD, se justifica en el hecho de que no se cuenta con la  necesaria autoridad moral que convenza a los electores, a Miguel Ángel Yunes Linares no le acompañan los liderazgos sociales de la izquierda, su entorno está conformado por burócratas de ambos partidos, le rodean aspirantes a cargos que desean un golpe de suerte y no cambios de fondo; no hay en esa alianza una suma del pensamiento demócrata ni liberal que distingue a quienes encabezan causas sociales en Veracruz, es un hecho que los activistas en favor de los derechos humanos simpatizan con candidatos de otros partidos y no con Yunes Linares.