Política

Por Mario Mijares

19 de abril de 2016

1.- El aristócrata y gran director Visconti en la película La caída de los dioses, nos recuerda que el ser humano está lleno de pasiones malignas, y no importa a que clase social pertenezca, ni en el país en que se viva, éstas siempre están presentes; tales efusiones son; el egoísmo; la envidia; la cobardía; lucro; servilismo, voluptuosidad; vanidad, codicia y la bajeza entre otros más. La historia narrada en el filme, nos muestra a una familia adinerada, pero de gran cultura, todo se desarrolla en Alemania a los inicios del poderoso régimen nazi. El padre es el propietario de la fundidora de acero más grande en esta etapa, la factoría ya producían armamentos bélicos. En una cena familiar, festejando su cumple años, el dueño no está de acuerdo con lo que estaba fraguando el gobierno de Hitler, por tanto, recomendaba que habría la necesidad de adecuarse para evitar problemas a futuro.

A partir de esta noche se sueltan los demonios en la mansión donde vivían. Primero es asesinado el padre cuando dormía, y el móvil del crimen es precisamente la ambición por quedarse con la industria acerera. El nieto heredero principal, viola a su sobrina de 12 años, y tiempo después comete el incesto con su madre, todo ello, en un acto de desquite y ambición, pues fue ella quien fraguo el asesinato de su abuelo a manos de su amante. Al final después de una lucha encarnizada entre ellos, por lograr sus deseos retorcidos, el retoño demente ya con la potestad del dinero, consigue ser un importante comandante del régimen fascista, para así acabar con toda la familia y cederle la industria al gobierno. Es toda una lucha por la voracidad del dinero.

2.- Ahora bien, la noticia del mes han sido los nombres de los millonarios que fueron desenmascarados en los llamados Panamá papers, en ella están todo tipo de personajes de la política, funcionarios, empresarios además del ámbito deportivo como artístico, los cuales son los nuevos dioses del dinero.

El famoso adagio que no pasa de moda es; que si robas un poco te dicen ratero o simplemente rufián y, si lo haces a gran escala, te reconocerán como financiero. En Veracruz, tenemos el ejemplo más cercano, un gobernador que se desempeñó por más de un sexenio en la Secretaría de Finanzas, lo cual le sirvió para conocer y hacer los entresijos, para llevar a cabo operaciones que, sino estrictamente están fuera de la ley, si rozan en lo ilegal. Si bien es difícil para el común de los habitantes, detectar las operaciones financieras legales, menos van a descubrir los procedimientos ilegales. Quizá el único que las sabe de los fraudes es precisamente el encargado de limpiar toda evidencia, en este caso sería el responsable de la Contraloría, y es al que menos voltean a ver.

3.- En México han sido históricas las acciones de los llamados saca dólares, hoy día, “es el país de América Latina con más depósitos en bancos de EU”, sobre todo en Miami, La Jornada, 13/04/2016, primera plana. Asimismo, de manera desvergonzada, los gobernadores, funcionarios y empresarios, acusados por buenas fuentes que son corruptos, se han protegido precisamente en estos paraísos fiscales. Todos estos olimpos financieros son lugares de espacios en blanco, en donde las leyes están suspendidas en el éter, contrario a los lugares en donde las normas fiscalizadoras tienen plena vigencia.

3.- Quizás la parafernalia de los especuladores que se mueven y se enriquecen con el gran invento llamado –sistema- financiero. Es justamente ahí donde es materialmente imposible demostrar que son actos delictivos, pues es imposible penetrar a los procesos de la caja negra financiera. No obstante en todo esto, hay un tope, más allá de la corrupción, pues en el caso mexicano, el comportamiento inmoral se da siempre en tiempos de penuria y escases.

Resulta enigmático para una persona sana, ver cómo es que estos mercachifles corrompidos, y voraces saca dólares, cuentan con cantidades de dinero suficientes como para más de diez vidas, y aun así continúan robando. En el mundo posmoderno, el dinero es un fetiche recurrente, y es al que más se acude hoy día, entre más acumulación de fetiches, mayor prestigio. Tal acopio hace que los convierta en intocables.

De ahí la desvergüenza de gente como el gobernador veracruzano, quien se pitorrea de todos aquellos, quienes lo amenazan con juicios políticos y jurídicos. Y es que éste tipo de robo está siempre asociado a la idea del poder político y económico. Recuerden los 25 millones de pesos en efectivo, descubiertos en el aeropuerto de Estado de México a principios de la campaña de EPN. Asimismo, la ley del garrote les sirve para esclavizar no sólo a quienes protestan, sino a las mayorías sumidas en la indigencia.

La totalidad de los que están en la lista de depredadores, se han enriquecido en base al dolor humano, algunos de ellos asociándose con las nuevas mafias, potenciando la rapacería incluso de vidas humanas. El ejemplo de Fidel Herrera Beltrán es real, quien al igual que otros priistas se asociaron con los llamados zetas. Pero también se puede hablar de los malditos asesinos de la región guerrerense, la michoacana, en Oaxaca o Tamaulipas, en fin en todo el país. A todos ellos, les llegará la hora, como en la película de Visconti, sino son ellos, a sus hijos o madre, en donde más les pueda doler.

Las bestias de poder, han firmado el pacto con los representantes del Estado mexicano, en la que todos ellos reparten parte de lo que poseen, para en cambio les den protección. Es un pacto mafioso en que de manera increíble hasta los militares se han prestado para tal resguardo.