Sin tacto 
Por Sergio González Levet 
26 de abril de 2016

Dedicada en esta ocasión a Francia, a Miguel de Cervantes y a los Diálogos por la Paz, la Feria Internacional del Libro Universitario de la UV empezó el viernes 22 y culminará el domingo 1º de mayo, en el Complejo Deportivo Omega de Xalapa (una más de las hermosas instalaciones con que contamos los veracruzanos gracias a los Juegos Centroamericanos de 2014).

Ahí está la cultura en pleno de Veracruz, representada por sus mejores escritores, por sus investigadores que sí trabajan, por los académicos de alto nivel con que cuenta la Universidad Veracruzana, entre ellos la propia rectora Sara Ladrón de Guevara, doctora en Antropología y con una vasta obra, reconocida por propios y extraños.

Además de la oferta excepcional de libros con precios bajos, la FILU es un espacio para multitud de eventos culturales, como presentaciones de nuevas obras de autores reconocidos, la actuación de grupos artísticos de la Universidad y la entrega de varios premios de concursos literarios, así como homenajes y reconocimientos como el que esta vez recibieron, respectivamente, el historiador Jean Meyer y las Patronas de Amatlán de los Reyes.

La Medalla al Mérito Universitario se viene entregando desde 1999, y la han recibido reconocidos escritores, como Sergio Pitol, Emilio Carballido, Carlos Monsiváis, Eraclio Zepeda y Felipe Garrido; investigadores y especialistas de gran fuste, como Carlo Antonio Castro, Arturo Gómez Pompa, Julián Adem Chaín, Ricardo Corzo Ramírez; personalidades como el doctor José Sarukhan, Gilberto Guevara Niebla, Pablo González Casanova, José Woldenberg, Miguel León-Portilla… todos entre una infinidad de estrellas del mundo académico, cultural y científico, que han sido reconocidos y reconocen la valía y la presencia nacional e internacional de nuestra máxima casa de estudios.

Pero lo mejor de todo es que la Feria del Libro se convierte en un espacio aprovechado por los alumnos de la UV, de otras instituciones de educación superior del estado y de los otros niveles educativos.

Es un gusto ver los pasillos del Complejo Omega atiborrados de muchachos que buscan buenas lecturas; de estudiantes que acuden a los eventos culturales y artísticos que se suceden continuamente durante estos días, que son de elogio a las mejores razones y a las mejores producciones del ser humano.

Por los devaneos de la intelectualidad chilanga perdimos en Xalapa la oportunidad magnífica que representaba el Hay Festival, pero por fortuna se conserva la tradición de esta Feria que cumple 23 años de celebrarse y que está considerada como una de las más importantes del país en el ámbito universitario.

La FIL de Guadalajara es otro boleto, ya que por su magnitud y sus alcances es la más importante que se celebra en el mundo de la lengua hispana, pero guardadas las dimensiones, nuestra FILU se puede comparar con aquélla en cuanto a los beneficios culturales que deja a nuestra ciudad y sobre todo a nuestra juventud estudiosa y musical.

Vayamos todos a aprovechar esta oportunidad de pasar un rato agradable, de darse un buen baño de cultura y de tener acceso al maravilloso mundo de los libros.

Aún hay tiempo.

sglevet@nullgmail.com

Twitter: @sglevet

Facebook.com/sglevet

www.journalveracruz.com