REAL POLITIK
Por Ricardo Olivares Pineda
26 de abril de 2016

El PRI gobernó durante muchos años como partido hegemónico, fue precursor del México moderno, los grupos de derecha e izquierda aspiraron durante años a un régimen real de partidos, un régimen con mayor participación ciudadanía como sucede en algunos países como Estados Unidos, Finlandia o Dinamarca.

En el año 2000 cuando el PAN ganó las elecciones con Vicente Fox, muchos pensaron, que había llegado el momento de resolver los problemas que el antiguo régimen no había logrado. La izquierda y la derecha festejaron el triunfo de la democracia; la alternancia la consideraron como el mejor camino, para lograr otro México, más próspero y justo, se pensó que la democracia por si sola vendría a resolver todos nuestros problemas, sin embargo no fue así, el crecimiento promedio del PIB con Ernesto Zedillo fue de 3.50%, con Vicente Fox 2.15% y con Felipe Calderón fue de 1.93 %,es más, en el 2003 cuando el precio del barril de petróleo bajo a 40 dólares, la economía creció negativamente -2.4%, el desarrollo del país se frenó en los gobiernos panistas, se perdieron 12 años de crecimiento económico y el número de pobres aumentó.

Los gobiernos panistas no fueron capaces de negociar con la oposición, las reformas estructurales, que tanto hacían falta, para enfrentar los nuevos retos de la economía mundial; Peña Nieto logró las tan ansiadas reformas estructurales.

México tiene la oportunidad de crecer en los próximos años, siempre y cuando se pongan de acuerdo los partidos políticos. La democracia por sí sola no resuelve los problemas económicos, por otra parte no necesariamente llegan al gobierno los más aptos, ni los más honrados; ahí están algunos resultados, cuando hubo alternancia, sobre todo del PAN y PRD los resultados han sido desalentadores para los ciudadanos que creyeron en ellos, muchos han sido señalados por conductas deshonestas.

La desilusión democrática hace que el electorado busque cada tres o seis años otras opciones, otros candidatos y a decir verdad, en la mayoría de los casos todos son iguales, porque la política se ha mercantilizado, la ideología se echó al bote de la basura, lo que prevalece hoy es un pragmatismo burdo y un transfuguismo sin paralelo. Un pragmatismo, que provoca que el gobernante en turno, no pueda realizar su programa de gobierno, los partidos de oposición obstaculizan toda acción, para que fracasen y el electorado los repruebe en las próximas elecciones y ponga a otros en el poder.

En ese sentido, la democracia no ha funcionado, por el círculo vicioso que se genera. Los medios de comunicación y las redes sociales están jugando un papel importante en la política, pero cuando se manipula la información son devastadores. Un instrumento que se utiliza en el mercado, para inducir al consumidor a comprar, es la publicidad y a través de las encuestas, se sabe cuáles son sus gustos y preferencias en los bienes y servicios; en la política también se utiliza el marketing.

Un instrumento utilizado en los procesos electorales, en las últimas tres décadas, son las encuestas, donde se obtiene información estadística que nos reflejan, como van los partidos y sus candidatos en las preferencia del electorado, y revelan, cuáles son las demandas y necesidades más apremiantes; el problema de las encuestas cuando son pagadas por un partido o candidato, pierden credibilidad por el método que se utiliza para favorecerlos. En el proceso electoral de Veracruz se han publicado una serie de encuestas pagadas que favorecen a un candidato que en los hechos nos dicen todo lo contrario, bueno esa es nuestra democracia. Esa es la Real Politik.

ricardo.olivarespineda@nullgmail.com