DuarteVeracruz se encuentra entre las entidades que no revelan con precisión las cifras delincuenciales, por lo menos la quinta parte de estas son ocultadas, asegura el Instituto para la Economía y la Paz México: “…las cifras oficiales no reflejan la realidad en su totalidad sobre la incidencia delictiva…no solo por la cifra de los casos que no se denuncian, sino por la falta de veracidad de los registros oficiales”. Lo atribuye a la incapacidad de las autoridades para “dar cobertura a los homicidios” y a la corrupción. Este Instituto desmiente a índice de Paz México que sitúa a Veracruz como uno de los estados más pacíficos del país, aseveración que sorprendió a quienes de ella se enteraron. El Diario La Jornada califica al gobierno de Duarte de Ochoa como “líder en opacidad de los crímenes” y ejemplifica que “la entidad reportó ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública 569 personas asesinadas en 2014. Sin embargo, los datos del INEGI dadas a conocer a mediados el año pasado arrojaron 890 personas asesinadas en Veracruz en 2014”. De allí que lo más confiable sea la percepción que existe entre la población veracruzana.