Astrolabio Político
 Por Luis Ramírez Baqueiro
26 de abril de 2016

 

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperar.” – Churchill.

 

La Universidad Veracruzana (UV) atraviesa por la peor de las crisis financieras de la que se tenga memoria, como todo en Veracruz, la crisis le alcanzó, y no porque México este como en la década de los 80’s en donde era común presenciar y sufrir devaluación tras devaluación, y en donde la pérdida del valor adquisitivo era el pan nuestro de cada día, no para nada, lo que a la UV le ocurrió fue toparse de frente con la magnífica administración del gobernador Javier Duarte, misma que se ha encargado de desmantelar cualquier bosquejo de operatividad efectiva, ya sea de organismos públicos o autónomos.

Pero a pesar de la animadversión que la presente administración pudiera tener, producto de la proclividad a llevarse cuanto no es suyo, la realidad es que a la Máxima Casa de Estudios de la entidad intenta salvar su legado y garantizar el futuro en beneficio de miles de jóvenes que encuentran en sus aulas el saber que los volverá libres y los hará personas de bien.

Aun cuando se mencione que la rectora Sara Ladrón de Guevara no viola la veda electoral, sus detractores, la pretenden enlodar a como dé lugar.

Recientemente algunos líderes de opinión aseguran que debería evitar tocar temas sensibles que pudieran influir en la votación del electorado –producto por la carrera a la sucesión del Estado- la calificar que el tema del el adeudo que tiene el Gobierno del Estado, es un asunto que politiza la rectora.

Es así como la consejera electoral de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), María Luisa Marrugat Castillo, recomendó a la rectora no contradecirse, pues previó al proceso electoral Ladrón de Guevara habría señalado que no habría marchas ni manifestaciones para evitar influir en el electorado durante la jornada comicial, a lo que le observan que continúa haciendo declaraciones al respecto.

La envalentonada consejera, de manera personal, afirmó que aunque no ve mayor gravedad en que la máxima autoridad de la Casa de Estudios hable acerca de los 2 mil 300 millones de pesos que aún no le finiquita el Estado, algunas personas sí podrían observar algún tipo de incitación del voto, por ello, reiteró, lo mejor sería que el tema se toque hasta concluir las elecciones locales.

Marrugat Castillo recordó que la UV participa en el Comité de Promoción del Voto, pero de manera general, es decir para que la población salga a votar, pero no puede tocar otros temas, aun cuando los rubros de Educación, Salud y Protección Civil, estén fuera de la veda electoral, en ocasiones muy especiales.

Queda claro que los consejeros electorales, ya le encontraron afiliación partidista la rectora, aún cuando lo que los integrantes del Black Room de Palacio de Gobierno ese que se encarga de difamar, desacreditar y de injuriar a cuanto personaje se les opone enfrente –por aquello de la versión de que gana más que Slim, al exhibirle un recibo de nómina-, le intentan ver el lado albiazul a la rectora, lo que la académica reclama cuenta con sustento y razón.

Dice el refrán popular que “ciego es el que no quiere ver” y ciertamente más de ocho millones de veracruzanos han visto a lo que han conducido a la UV y no es por culpa de la rectora Sara Ladrón de Guevara.

 

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx