Palabras Mayores
Por Rubén Ricaño Escobar
14 de abril de 2016

Todos los veracruzanos están concentrados en la elección a Gobernador y pierden de vista algo que puede resultar más importante como lo es el definir a qué partido o partidos darles la mayoría de diputados en el Congreso del Estado ¿Por qué es tan importante esto? Por la simple y sencilla razón que al pueblo de Veracruz le ha costado muy caro que la mayoría de los diputados sean del mismo partido del Gobernador en turno.

Según los estudios de investigación, los ciudadanos confían muy poco en sus diputados y es que éstos, en muchas ocasiones, aprueban leyes que les afectan, autorizan préstamos al Gobernador y a los ayuntamientos sin verificar si es necesario endeudarse, ni a donde van los recursos, aprueban cuentas públicas que presentan irregularidades y sistemáticamente levantan el dedo para aprobar cualquier decreto que les envíe el Ejecutivo del Estado y esto ha derivado en el descontento y la confrontación de la sociedad con su gobierno.

En suma, el principio de separación de poderes fue vulnerado en Veracruz y esto ha sido en detrimento de la población que es la que al final de la cadena paga los costos más elevados. Los diputados de la bancada que son mayoría, ayudados por los diputados de sus partidos satélites y los comprables se han olvidado del superior interés del pueblo y se benefician sometiéndose al Gobernador en turno.

Pensemos por un momento si la Ley del IPE hubiera sido aprobada si la oposición hubiera tenido la mayoría del Congreso, seguramente los decretos y leyes que afectaron a las redes sociales, a los trabajadores, a los maestros y a la Universidad Veracruzana no se habrían aprobado, ni los préstamos; incluso el juicio político contra el Gobernador se habría concretado si la verdadera oposición tuviera la mayoría suficiente para hacer valer la razón y la justicia, pero lo cierto es que nunca ha sido así en Veracruz y ello ha dañado mucho al desarrollo y a la sociedad.

No obstante, los veracruzanos tenemos la gran oportunidad histórica de ponerle un contrapeso al próximo Gobernador, que le corte el paso a los excesos, imagine usted ¿Qué pasaría si en la próxima legislatura que vamos a elegir el domingo 5 de junio próximo, estuviera compuesta por una mayoría de diputados de los partidos que tradicionalmente han votado en contra de iniciativas injustas para los veracruzanos? Por ejemplo, una mayoría compuesta de diputados de Movimiento Ciudadano o de Morena que son los que se han comportado con más dignidad y no han aprobado leyes que atenten contra los ciudadanos, seguramente no tendríamos tantos dolores de cabeza pues al existir un contrapeso legislativo, el Ejecutivo ya no podría comportarse como un dictador que tiene a su servicio a la mayoría de diputados sumisos, por el contrario tendría un acicate efectivo que vigilaría y sancionaría cualquier quebranto a la ley, lamentablemente hoy eso no ocurre; y usted dirá ¿Por qué esa mayoría de diputados no puede ser del PRI si gana el PAN o viceversa? La respuesta es simple, porque los legisladores de ambos partidos y sus partidos satélites como el Verde, AVE, PT, Encuentro Social, Nueva Alianza y ahora PRD, siempre hacen acuerdos para votar igual y por tanto a la ciudadanía le conviene construir una mayoría legislativa de otro tipo, que sea un contrapeso real, que no haga acuerdos a espaldas del pueblo. Por ello es tan importante como elegir Gobernador, el elegir a los diputados.

Los veracruzanos están hablando de un cambio, pero no están poniendo atención en que éste no se dará si volvemos a otorgarle un poder absoluto al próximo Gobernador, los ciudadanos deben saber lo importante que es para nuestro Estado que haya una autonomía real en el Congreso y esta no se logra cuando se eligen diputados del mismo partido que el Gobernador, porque desafortunadamente éstos se convierten en sus empleados incondicionales que todo le aprueban, todo le obedecen y todo le solapan y Veracruz ya no está para eso.

Veracruz necesita y Gobernador con experiencia, con sólida formación profesional y humana, con probada honradez y con emoción social, que ame a Veracruz y vea por su gente, necesita de las mejores mujeres y los mejores hombres en el Congreso Local, para que este Congreso Local libre e independiente corrija las leyes que se hicieron mal y diseñe otras que sean mejores y le den un rumbo distinto a Veracruz.

Este 5 de junio vamos a votar, sopesemos a cada uno de los candidatos, pensemos en lo importante que son los contrapesos y la soberanía del Congreso, elijamos bien, los responsables de la actual crisis económica, política y social de Veracruz no sólo son los malos gobiernos, también los ciudadanos que votaron por ellos tienen una grave responsabilidad y como el pueblo tiene el derecho de equivocarse y corregir, este 5 de junio todos tenemos la responsabilidad de votar y cambiar el rumbo de nuestro Estado, hacer una mejor historia trabajando duro y amando a Veracruz.