Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
15 de abril de 2016

“Es fácil esquivar la lanza, mas no el puñal oculto.” – Proverbio Chino

Aun no comienza la disputa electoral en el terreno de renovación de las diputaciones locales, y las cosas parecieran se pondrán de color de hormiga en la entidad.

Para los analistas, Veracruz será el laboratorio de prueba nacional, tras incluir en la fórmula un pésimo gobernador, sumado a una alta dosis de desastrosa administración combinado con gotas de la peor elección de candidatos de la que se tenga registro en el Revolucionario Institucional.

Las desavenencias entre el mandatario Javier Duarte y el candidato de la Coalición “Unidos para Mejorar Veracruz” que encabeza su partido el PRI, con Héctor Yunes Landa, sumadas a la injerencia constante del titular del Ejecutivo para imponer candidatos a las diputaciones locales, provocan ya, una emulsión que purgará al sistema político local.

El ejemplo más claro es Xalapa, en su Distrito X, en donde los resultados electorales provocan que las apuestas estén en el aire, la constante repetición de malos candidatos le ha provocado al PRI un buen número de descalabros y hierros, más que atinados triunfos.

La evidencia de estos hechos quedo de manifiesto con el caso de Reynaldo Escobar al que le aplicaron la peor de las derrotas en su intento por alcanzar una curul federal, posterior a ello, la derrota de Elizabeth Morales en el proceso federal siguiente, evidenció el crecimiento de la izquierda en la capital del estado, no identificada con todo lo que represente un continuismo gobernante.

Por ello, llama la atención el proceso electoral en ciernes, el cual dará seguramente un nuevo descalabró al priismo xalapeño, y es que resulta que en el caso concreto del Distrito X, en donde este partido llevará como abanderada a Corintia Cruz Oregón, la arrogancia y devaneo de la joven serán la clave de su derrota.

Sacada de la chistera durante el Fidelato, definida como integrante del Concierto de las Reinis –este club de encantadoras políticas con atributos más físicos que intelectuales- y modelo perfecto del Duartismo –la cual transpira y huele a esta hechura- la joven política, pretende convencer al electorado de que será la mejor opción.

¿Pero qué atributos tiene Corintia Cruz para ser candidata?, quizá dirá usted ninguno, pero la joven a tenido que tragar sapos y dibujar sonrisas, tener que soportar a personajes de baja ralea encumbrados porque sirvieron bien a su amo, resulta ser un tema a considerar, ahora que una regiduría, una diputación local suplente, y ser colocada como secretaria General del Comité Directivo Estatal de su partido, ¿serán suficientes para convencer al electorado?

Enfrente de igual modo, peleará por un espacio con otro político hecho y derecho, con años de militar en la izquierda, y que ahora encuentra señalamientos directos de la militancia de su partido, de estar sirviendo a los intereses de Palacio de Gobierno y por ende a Javier Duarte.

Probado su paso como legislador, Uriel sería el candidato con mayores meritos y demostraciones de acción de quienes aspiran a representar a este distrito, pero ambos se afirman responden a la condicionante Duartista, lo que le restará meritos y muchos votos en la próxima elección, a menos que el efecto de la corriente alternancista del PAN y PRD le atraiga votos a su favor, quizá nunca imagino Uriel Flores Aguayo, estar de nueva cuenta en la búsqueda de una curul.

En el horizonte estará la sombra de Andrés Manuel López Obrador, quien habrá de nuevamente hacer sentir su presencia pudiendo llevar al Congreso al candidato de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como se dio con el propio Cuitlahuc García, a quien nadie vio recorrer el distrito, pero le acomodo una derrota de dos a uno a la más fuerte competidora Elízabeth Morales.

Así que la disputa entre los candiduarte estará a la orden del día, haga su apuesta… ¿quién ganará?

Sextante

La desplumada en Alternativa Veracruzana (AVE) evidencia que la crisis política de Veracruz está a todo su apogeo, un líder como Alfredo Tress que advierte que todo está bien y un diputado local como Francisco Garrido que señala que todo va mal al interior del instituto político, son la evidencia. ¿Cuál de las dos versiones será la cierta?, mientras el daño colateral se verá reflejado en la campaña de Héctor Yunes Landa –digan lo contrario-, pues ¿a donde irán a parar los votos de esos militantes inconformes?, es la pregunta.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx