Esgrimiendo el viejo argumento fidelista de que los delincuentes vienen de fuera a cometer sus fechorías a Veracruz, el Secretario de Seguridad Pública enumera los resultados de la supuestamente exitosa presencia de numerosos grupos policiales en la región sur de Veracruz. Revisión de automóviles y personas, levantamiento de vehículos maceta, recuperación de autos robados, reparación de semáforos, visita a escuelas para platicas de prevención del delito, pruebas de alcoholímetro, mayor “blindaje en los límites con Tabasco y Oaxaca demuestran que “la estrategia está funcionando”. ¿Y qué opina la población? Que todo sigue igual, solo que con más policías.