DEBATE-OLMECA-1-850x340Informe Roj9o
Por Mussio Cárdenas
19 de abril de 2016

* Contra Miguel Ángel, las acusaciones de 2010  * Revira con encuestas a su favor  * Héctor, golpeador y golpeado  * Tres millones por la candidatura de Lu-pilla   * Amenaza candidato a periodista  * Carlos Brito y Juan Bueno en el Terranova  * ¿Por qué Edel se fue con Yunes Linares?  * Arde Veracruz

 

Lodos viejos y lodos nuevos vuelan entre los Yunes, el rojo y el azul, sepultando el debate de candidatos, diluyendo propuestas, focalizando en la “opción de la complicidad” y en la “opción de la venganza” la intención del voto y el morbo en Veracruz. No asistió la “opción de la botarga”.

Show, más que debate, el del lunes 18, convocado por la televisora Olmeca TV, en Coatzacoalcos, tirante el ambiente, punzantes las palabras, hiriente el adjetivo, la descalificación y el ataque, entre los Yunes, Miguel Ángel, el candidato del PAN-PRD “Unidos Para Rescatar a Veracruz”, y Héctor, el abanderado del PRI y sus aliados en la coalición “Unidos para Mejorar a Veracruz”.

Ligó de nuevo Miguel Ángel Yunes Linares a su primo Héctor con Javier Duarte y Fidel Herrera Beltrán y lo asedió así a lo largo del encuentro, con silencio cómplice, súbdito de ambos, incrustado en sus gobiernos mientras a Veracruz lo avasallaba el hampa, la delincuencia, el avance del crimen organizado, el saqueo, el endeudamiento, la corrupción y la impunidad.

Hay un binomio. Es del gobierno fiel-crimen organizado. Hay otro: el del gobierno duartista-crimen organizado. Dice Yunes Linares que hay que romper el vínculo PRI-gobierno y crimen organizado.

Lanzó un primer misil Yunes azul, demoledor: los documentos de la Corte de Austin, en Texas, Estados Unidos, donde un testigo revela cómo el Cártel del Golfo financió a Fidel Herrera Beltrán, entonces candidato del PRI al gobierno de Veracruz con 12 millones de dólares a cambio de operar libremente.

Es el origen de todo, de la inseguridad y la violencia, del feudo del narco en Veracruz. Pagaron derecho de piso, vía financiamiento a la campaña de Fidel, y luego a la Duarte, y la entidad fue —y es— suya.

Circulan los documentos entre la prensa, las actuaciones judiciales, la declaración en inglés, señalado Fidel Herrera del narcofinanciamiento, obviamente implicado Javier Duarte pues era el que manejaba los fondos de la campaña del PRI al gobierno de Veracruz.

Así se diluía el debate de ideas. Se perdían las propuestas entre el mar de imputaciones, el repertorio usado por Fidel Herrera para menguar la fuerza del yunismo azul en 2010 y el persistente argumento de Yunes Linares de que su primo Héctor es cómplice por omisión, por su silencio, por su sumisión a Fidel y a Duarte.

Vendrían más y más descalificaciones, revirtiendo Héctor Yunes Landa, el candidato del PRI, más ágil de lo que muchos suponían, sin dejarse apabullar, recurriendo a todo, así fueran los lodos de otros años, los que esgrimiera Javier Duarte en el célebre debate de 2010, con su sonrisa burlona el gordobés, que no le quitó ni la felpa que le asestó el panista. Y seis años después ya no ríe. Lo domina la ira.

Echó mano de todo Héctor Yunes: si hablaban de seguridad, qué mejor que citar al Yunes azul responsable de la primera fuga del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Le reviró Yunes Linares: cuando “El Chapo” se peló, él ya no era titular de Readaptación Social federal. Y metió veneno. Si alguien es responsable de la última fuga del “Chapo”, es el presidente priista Enrique Peña Nieto. Héctor calló.

“Aquí empezó el problema de la inseguridad y la violencia contigo —le refuta el priista al panista— cuando eras secretario de gobierno”.

Exhibió Héctor Yunes una fotografía de Jean Zuccar Kuri, pederasta sentenciado, junto a su primo Miguel Ángel, y aludió al libro Los Demonios del Edén, de la periodista Lydia Cacho, en cuyo contenido hay acusaciones graves, fiestas en su yate con niños, contra el candidato del PAN-PRD. “Te acusan de pederasta”, le espetó.

Diría Yunes Linares que Yunes Landa contrate a la mejor empresa de polígrafo y que se somete a la prueba del detector de mentiras para probar que no ha cometido ningún delito.

Sí, habló Héctor Yunes de traer la Gendarmería Nacional a Veracruz, de depurar las policías, de crear un grupo antisecuestro. Habló Yunes Linares de aplicar tecnología avanzada y de aplicarle la ley a quienes solapan al crimen organizado.

Y de nuevo el lodazal. Otra vez Héctor Yunes invocando lo que se dijo en 2010, el caso del ISSSTE y las denuncias por corrupción por 67 millones de pesos; el narco Albino Quintero Meraz —Héctor le llamó Quirino Meraz y Miguel Ángel lo tildó de ignorante—, vecino del ex gobernador Miguel Alemán Velasco en Boca del Río y nadie se percató de sus movimientos hasta que fue detenido y extraditado a Estados Unidos.

Argumentaba Héctor Yunes como si fuera Javier Duarte en el debate de 2010, si acaso lo nuevo es el caso Panama Papers, señalado Omar Yunes Márquez, hijo de Yunes Linares, en un fideicomiso en paraísos fiscales que no se concretó.

Ofrecía el candidato del PRI que en plan de gobernador habría de crear 91 mil empleos. Lo refuta Yunes azul. Le dice que entre 2000 y 2012 se crearon 65 mil por año. “Ofrecer 91 mil empleos por año es mentir”.

Dice Héctor Yunes que en los primeros 100 días de su gobierno generaría un desarrollo carretero, incluida la autopista Coatzacoalcos-Catemaco.

Ofrecer carreteras es mentir, le dice su primo azul. Para eso primero se debe tener un gobierno honesto.

De producción, acusa Héctor Yunes, el candidato del PAN-PRD sí sabe: tiene casa en Alvarado, en Nueva York y una cuenta en Panamá.

Fue la tónica de un debate que se perdió en la disputa de los primos, Héctor, el priista, Miguel Ángel, el candidato del PAN-PRD.

Sus adversarios, cuatro de ellos —Alba Leonina Méndez Herrera, Víctor Alejandro Vázquez Cuevas, Armando Méndez de la Luz y Juan Bueno Torio— expusieron todo. Sus propuestas para Veracruz, la seguridad, el empleo, el desarrollo social.

No acudió Cuitláhuac García Jiménez, candidato de Morena, tildado de ser la “opción de la botarga” por Pipo Vázquez Cuevas, en alusión a Andrés Manuel López Obrador, quien le viene marcando el ritmo a su campaña, el que figura, el que lo presenta en video dos meses después que el diputado federal con licencia anda pidiendo el voto.

Coloquial, Alba Leonila abrió con una altisonancia y cerró con otra. Dijo que el pueblo está “hasta la madre” de la corrupción y que junto con la sociedad habría de mandar “a la chingada” a los políticos corruptos, autoritarios y mentirosos.

Dice la candidata del Partido del Trabajo que su gobierno buscará la igualdad de las mujeres, el impulso a los productos propios de Veracruz, la administración eficaz y transparente, cancelando gastos suntuarios.

Diagnosticó Pipo Vázquez, de Encuentro Social, que no es militarizando la seguridad ni trayendo la gendarmería como se podrá recuperar la tranquilidad y abatir el crimen. Son 7.7 millones de delitos cometidos en 12 años y 10 por ciento de los denunciados son los que logran solución.

La culpa radica en el PRI y en el ex PRI, dijo. Y el pleito de los Yunes no permite clarificar las propuestas para la sociedad.

Destaca Méndez de la Luz, de Convergencia por la Democracia, sus logros políticos, su paso por la alcaldía de Xalapa, su inclusión en el gabinete de Fernando Gutiérrez Barrios como secretario de Desarrollo Económico.

Hay que impulsar parques tecnológicos. Requiere seguridad, empleo y desarrollo social. “Veracruz no aguanta más corrupción”, dice el candidato de MC.

Alerta Juan Bueno Torio, candidato independiente, sobre la corrupción que devora a Veracruz, la inseguridad alarmante y la impunidad que lastima a todos. Hay que vincular a los municipios más pobres a los programas sociales para generar empleo.

Habla de promover inversiones, de crear un fondo de garantía para la micro y pequeña empresa, dar empleo a constructores locales, no los llegados de Toluca que acaparan todo. Ofrece colocar “la segunda piedra” de la carretera Tuxpan-Tampico, porque muchas veces han colocado la primera piedra y no la realizan.

Yunes Linares cerró exhibiendo más de una decena de encuestas todas favorables a él, hasta las que solicitó Héctor Yunes. A eso fue, a exhibir que pese a los escándalos, a la descalificación, a las acusaciones de hace seis años, el repudio de los veracruzanos a Javier Duarte y a su pandilla le continúa generando la mayor intención de voto.

Lodo yunista, rojo o azul, sepultó el debate.

Archivo muerto

Tres millones de pesos mueven al AVE. Son los 3 millones que habría pagado Marcos Theurel —“Te rompo tu puta madre”— por la candidatura de Guadalupe Félix Porras, su esposa, a diputada local por el distrito Coatzacoalcos Urbano. Son los 3 millones que habrían servido a Alfredo Tress Jiménez, líder de Alternativa Veracruzana, para bajar a Moisés Zarco Lacunza, el candidato electo de acuerdo a estatutos, y así encumbrar a la inefable ex primera dama de Coatzacoalcos, fumigadora antidengue de ocasión, cuya imagen personal le costó al erario un sobregiro y el derroche de millones de pesos. De Alfredo Tress se escuchó decir en marzo que Lu-pilla “quería todo, casi quería llegar al altar y que le diéramos la constancia de mayoría”. Desechó a la señora de Theurel con lenguaje rasposo. Luego la volvió a subir. Replicó Marcelo Montiel, deslizando que retiraría a Víctor Rodríguez, su pupilo, de la contienda por la diputación local, sabedor que los votos que le restaría la esposa de Theurel serían votos priistas, no los de Morena, no los del PAN-PRD. Tensó la cuerda el jefe del marcelismo pero Theurel —“Te compro tu puto espacio”— hizo valer los 3 millones pagados. El jueves 15 volvió a la carga y la candidatura de Lu-pilla estaba liquidada. El lunes 18 el liquidado es Víctor Rodríguez, pues Theurel y Tress no renuncian al negocio y la fumigadora del pantano lo va a dejar sin votos, sin diputación y sin alcaldía en 2017. Tres millones, la oferta que Marcelo no pudo doblar. O no quiso. ¿Por qué Víctor?… Con razón, sobrada razón, María Elena Ferral teme por su vida. Vocifera Camerino Basilio Picazo Pérez que la van a levantar, que la periodista será desaparecida. Y eso, en labios de un tipo de su calaña, es una sentencia de muerte. Corresponsal de Diario de Xalapa en Papantla, María Elena Ferral cuenta que es esta la segunda amenaza que le lanza el candidato del PRI a la diputación local en aquel distrito, el distrito 6. La última, el 29 de marzo. Una semana después, el 7 de abril, lo denunció ante la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Libertad de Expresión. María Elena había publicado el historial delictivo que distingue al abanderado priista. Y eso es real. Protegido por Fidel Herrera y por el ex procurador Emeterio López Márquez, la libró cuando se le imputó la autoría intelectual del asesinato del entonces síndico de Coyutla, Miguel Alfonso Vázquez, en 2005, tras que los sicarios confesaran el crimen y lo involucraran. Le dieron el pitazo. Huyó Picazo protegido por sus amigos alemanistas y fidelistas, y luego regresó amparado por la justicia federal. De Picazo se cuentan otros crímenes, en Puebla, incluidas varias víctimas quemadas vivas. Hoy es candidato del PRI a diputado por Papantla. Hoy amenaza a la periodista María Elena Ferral… Sin proponérselo, Carlos Brito Gómez y Juan Bueno Torio coincidían la noche del domingo 17 en el hotel Terranova. Saludo cordial, unas palabras y un que te vaya bien. No más. Minutos antes, el veterano priista, ex líder estatal del PRI, ex diputado federal y local, ex subsecretario de gobierno de Veracruz, ex alcalde de Coatzacoalcos, expresaba que Héctor Yunes ganaría la elección del 5 de junio. “Yo nunca me equivoco”, dijo tratando de convencer. Y cuestionó por qué Edel Álvarez Peña, propietario del periódico Liberal del Sur y su cadena, se puso del lado del candidato del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares. Javier Duarte lo ha tratado mal, le señaló este reportero. “Pero no era para irse con Miguel Ángel”, cerró… Arde el sur. Se incendian las estructuras de poder por la violencia y la injusticia, por el secuestro de médicos, ocho en cosa de días, más los casos que no se denuncian. Hay dos más: el de la dueña de una clínica particular y el de la propietaria de un salón de fiestas infantiles, en Coatzacoalcos. Súmese los siete desaparecidos de Las Choapas, entre ellos los cuatro campesinos que fueron a trabajar y ya no regresaron. Siguen ejecutando gente, descabezados unos, embolsados otros, levantados por tipos con aspecto de judiciales. Arde el sur por el crimen del niño Ricardo a manos de un tipo de nombre Rafael Carmona Lara, en Chinameca, motivando la toma de carretera, el bloqueo de la costera en la entrada a Oteapan, la parálisis vehicular. Arde el sur por la represión policíaca a estudiantes del Tecnológico de Minatitlán cuando se manifestaban a la llegada del gobernador Javier Duarte al aeropuerto que se halla entre esa ciudad y Coatzacoalcos. Arde el sur porque con amenazas del secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, se pretende pacificar. Arde Veracruz por Los Porkys que permanecen impunes tras violar hace 15 meses a la joven Daphne; por el adeudo de Javier Duarte con la Universidad Veracruzana, más de 2 mil millones de pesos; por los adeudos a pensionados, mil 200 de ellos rumbo al buró de crédito porque Sefiplan no trasladó sus impuestos retenidos; por el levantón de los jóvenes en Tierra Blanca y Papantla a manos de policías que trabajan para el crimen organizado; por el saqueo a las arcas de Veracruz. Y pensar que en mes y medio son las elecciones para elegir gobernador…

mussioc2@nullgmail.com

mussiocardenas_arellano@nullhotmail.com

www.mussiocardenas.com