Línea Caliente
Por Edgar Hernández*
13 de abril de 2016

¡Guerra de lodo y encuestas!

El candidato panista a gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, presume que obtendrá el triunfo el próximo 5 de junio, pues aseguró que las encuestas lo favorecen. Héctor Yunes Landa, sin embargo, muestra las encuestas mandadas a hacer por el propio PAN, en donde Miguel va abajo siete puntos.

Es la guerra de las cifras.

Es el arrebato de la percepción de cara a una ciudadana que ya se da de santos con que está llegando a su fin el Duartismo que tanto daño ha hecho a Veracruz. 

Es la disputa de dos entidades partidistas que van por la de dos años aunque en el fondo es un proyecto que incidirá en la república para la sucesión presidencial del 2018.

Así, a escasas siete semanas de la jornada electoral del 5 de junio, Veracruz se apresta a observar, dado que la sociedad civil hoy si está despierta y participa, quién es quién en este juego.

De entrada los panistas, disfrazados de un independiente, Juan Bueno; de la petista Alba Leonila, el del PES, Pipo Vásquez, van no por la victoria, por favor, sino a robarle votos al PAN y al pulverizar el sufragio empujar al PRI.

Para el caso de Armando Méndez de la Luz, la declinación en unas semanas más ira en favor de Morena a quien le endilgan alianza con Duarte por la vía de Cuitláhuac, pero…

Ya por lo pronto Yunes Linares insiste en  que encabeza las encuestas, situación que exhibió el periódico de cobertura nacional El Financiero, el pasado 11 de abril.

«Creo que las encuestas responden a una realidad, la gente de Veracruz quiere el cambio, están viendo un PRI podrido, un PRI viejo, un PRI que trae una campaña realmente digna de un análisis arqueológico, una campaña basada en acarreos, una campaña basada en regalos, en todo lo que la gente ya no quiere».

Habría que ver, sin embargo, que tan creíble es este periódico local de la ciudad de México que jamás se ha caracterizado, a diferencia de El Universal o Reforma, en dar cifras frías y reales de las tendencias por conteo.

Otro diario metropolitano “La Razón” y una encuesta del propio partido Acción Nacional en la ciudad de México, dan cuenta de la no muy holgada ventaja de Héctor Yunes Landa, pero al fin arriba. 

Va siete puntos arriba que representarían 220 mil votos aprox que, sin duda, inclinarían la balanza y evitarían ir a tribunales.

En realidad la percepción indica que será muy apretada la victoria de Héctor Yunes Landa, situación que podría dar lugar a la judicialización de la jornada comicial en donde la derecha disfrazada de Yunes Linares buscará echarla abajo.

Son acaso percepciones con el sustento de lo que se observa en redes. Son acaso indicadores boca a boca y es acaso la realidad que vive Veracruz.

Así pues, en esta oferta la palabra y el voto lo trae la ciudadanía.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo