Aurelio
Por Salvador García Soto
Columna Serpientes y Escaleras
El Universal

Aunque el presidente Peña Nieto no ha querido tomar la decisión política de retirarle su respaldo al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, cada vez son más las voces que al interior del gabinete le sugieren al Presidente buscar una “salida” política y jurídica a la crisis social y de seguridad que vive la entidad veracruzana, ante lo incómodo que se ha convertido el caso del mandatario estatal no sólo para su partido, sino para el mismo gobierno federal.

El hecho más reciente tiene que ver con el escándalo social y mediático que desató el caso de la violación de la joven Daphne Fernández por los llamados Porkys de Costa de Oro. Desde Los Pinos solicitaron al gobierno estatal informes sobre el caso y lo que recibieron fueron “tarjetas ejecutivas” que no traían información suficiente y en algunos casos, según una fuente de la Presidencia, se detectaron inclusos datos falsos. De eso fue informado el Presidente y el mismo gobernador Duarte de Ochoa sin que se haya corregido la información solicitada.

Toda esa situación ha provocado que haya voces en el gabinete que le sugieren al Presidente la conveniencia de considerar una decisión política en Veracruz. Una de esas voces, nos dicen de Los Pinos, fue la del influyente secretario de Educación, Aurelio Nuño, quien valiéndose de la cercanía que mantiene con el Presidente le envió una tarjeta en la que le dio su opinión sobre Veracruz.

A juicio de Nuño, la separación del cargo, dándole entrada a la solicitud de Juicio Político en la Cámara de Diputados, sería una salida al problema.

Incluso, la SEP dice tener información de desfalcos en el presupuesto educativo del estado con pruebas documentadas que autoridades de la Universidad Veracruzana entregaron al secretario, documentación con la que se puede “convencer” al gobernador de una separación voluntaria del cargo.

No es la primera vez que al Presidente le sugieren analizar la situación del gobernador de Veracruz. Ya antes la dirigencia nacional del PRI había pedido, antes de iniciar campañas, que se le invitara a alguna posición en el gobierno federal. Veremos si esta vez, por venir de uno de los hombres más cercanos al Presidente, Aurelio Nuño, el consejo es atendido por Peña Nieto quien, aunque no tiene facultades constitucionales para separar al gobernador, sí tiene la decisión política para presionar con una salida como el juicio político o los desfalcos presupuestarios de los que dicen tener pruebas en la SEP.

¿Se tomará esa decisión política en Los Pinos o preferirán pagar el costo de mantener a Duarte, quien se convirtió en una bomba política que tarde o temprano va a estallar?

NOTAS INDISCRETAS…

La segunda contingencia por ozono en el Valle de México, en menos de un mes, confirma que las medidas adoptadas por la Comisión Ambiental Metropolitana (CAMe), con su doble Hoy No Circula, son claramente insuficientes. La emergencia deja mal parados a todos: al presidente Peña Nieto, que tomó en sus manos el problema tras cuestionar la actuación del gobierno de la Ciudad ¿Es todo lo que pudo hacer Peña y su flamante secretario del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, para mejorar la calidad del aire?

También se exhiben los gobernadores de estados que conforman la megalópolis, Eruviel Ávila, Rafael Moreno Valle, Francisco Olvera y Mariano González, quienes han evadido y eludido su responsabilidad en un tema tan grave mientras dejan toda la carga a las autoridades de la Ciudad de México y sus habitantes.

Por supuesto que la administración capitalina tampoco sale bien librada.  Miguel Ángel Mancera no acepta que sus colaboradores no están dando el ancho en este tema, comenzando por la secretaria del Medio Ambiente, Tanya Müller, y siguiendo por el secretario de Movilidad, Héctor Serrano. Este último ha mostrado más protagonismo mediático que efectividad. Su medida de regalar el pasaje en autobuses, trolebuses y tren ligero fue claramente insuficiente, pues la mayor parte de los capitalinos se mueven en Metro y Metrobús que siguen cobrando sus tarifas normales. ¿No se le ocurre al señor Serrano que lo que necesita la Ciudad es invertir en más transporte eléctrico, como en muchas ciudades del mundo, que lo utilizan como una opción segura y limpia?

El 30% del parque vehicular eléctrico en la capital está fuera de servicio por falta de refacciones y mantenimiento, y cada vez son menos las rutas y el presupuesto para el sistema eléctrico de transporte. Y los capitalinos seguimos pagando el costo en nuestras salud al respirar porquería… Paran los dados. Doble Serpiente.

sgarciasoto@nullhotmail.com

Serpientes

http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/salvador-garcia-soto/nacion/politica/2016/04/6/crece-malestar-contra#.VwUI27wyZvg.facebook