Screen-Shot-2016-04-03-at-5.13.10-PMEl nuevo escándalo de corrupción que involucra a funcionarios y empresarios vinculados a la administración del presidente Enrique Peña Nieto, fue la nota que opacó  el inicio del proceso electoral que se lleva a cabo en 13 entidades del país y que involucrará a 26.6 millones de votantes y que dejará una parte del tablero político donde se jugará la sucesión presidencial. 

La investigación periodística  denominada Panamá Papers puso al descubierto la fuga de capitales nacionales a través de una red de traslado y lavado de dinero en paraísos fiscales y vuelve a poner los ojos de la opinión pública en el entorno del presidente Enrique Peña Nieto, ya que uno de los personajes centrales de este escándalo es el empresario Juan Armando Hinojosa Cantú señalado por haber “facilitado” la propiedad de la Casa Blanca a la esposa del presidente y que fue motivo de severas críticas al no poder mostrar que esto no era parte del pago de los favores recibidos del dueño de HIGA.

El escándalo de corrupción alcanza a autoridades de otros países y fue dado a conocer en México través de la revista Proceso y de Aristegui Noticias, quienes habrían sido los medios seleccionados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación para dar a conocer dicha información a nivel nacional; por cierto será importante conocer si en el proceso electoral en Veracruz, la prensa cubre ese papel de informar o predomina el periodismo militante que se mueve al son que le marcan los arreglos económicos con los candidatos.