REAL POLITIK
Por Ricardo Olivares Pineda
04 de abril de 2016

“El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla”

Enrique Tierno Galván

Un partido político, son un grupo de personas unidas por el mismo interés, así de sencillo, y con esta definición los partidos políticos se originaron en sociedades organizadas, como Grecia y Roma. Otro concepto de partido político más moderno, más reciente lo define como una agrupación con ánimo de permanencia temporal, que participa en la lucha por el poder político, a través de los procesos electorales y es el puente entre la sociedad y el Estado.

Su nacimiento se dio a mediados del siglo XIX en dos países Inglaterra y Estados Unidos. Los partido son consecuencia del derrumbe de la Edad Media y el nacimiento de la Revolución Industrial; la burguesía requería de nuevas formas de organización política, que sustituyeran a las testamentarías o corporativas con nuevos grupos políticos, organizados en el parlamento con reglas claras.

Los partidos políticos son los articuladores entre la sociedad y el Estado, muy criticados históricamente, pero su función es indispensable en una sociedad plural, en la que los distintos grupos exigen participación y representación. Son además, los principales propiciadores y baluartes de la democracia.

Dos grandes posiciones ideológicas predominaron en los siglos XIX y XX la socialista y la capitalista, dos ideologías totalmente opuestas que generaron variantes alrededor de ellas, y que han vuelto complejo el marco ideológico hoy en día. La caída del sistema socialista en algunos países y el deterioro del sistema capitalista, sobre todo en los primeros años del siglo XXI han demostrado que el capitalismo, no es el camino a seguir como única vía.

Cada una de las ideologías considera la mejor forma de gobierno, llámese democracia, socialismo, o teocracia. Al mismo tiempo las ideologías se identifican por su posición en la geometría política: La izquierda, el centro y la derecha política, al mismo tiempo, éstas pueden distinguirse por sus estrategias a seguir, por ejemplo el populismo, la defensa del medio ambiente entre otras.

El esplendor de los partidos, se dio entre los años cincuenta y ochentas, eran partidos de masas muy grandes. Los cambios en la economía mundial, la globalización, los adelantos en las comunicaciones, la desaparición del “Estado de bienestar” y otros factores afectaron radicalmente su prestigio, éstos no se adaptaron al cambio, no se actualizaron.

En Europa en los últimos años, se han dado cambios importantes, se han formado partidos políticos transnacionales como el Partido Popular Europeo partido cristiano-demócrata y conservador con presencia en varios países, El Partido Socialista integrado por los partidos socialistas de Europa, el Partido Europeo Liberal Demócrata Reformista liberal, El Partido Verde Europeo ambientalista, el Partido de la Izquierda Europea entre otros, son partidos que integran el parlamento europeo. Sin embargo el prestigio de los partidos políticos en general es preocupante, ocupan el último lugar en credibilidad ante la sociedad y los señalamientos son parecidos en la mayoría de los países, donde se ve claramente que han ignorado la ideología, la han sustituido por el marketing y el pragmatismo.

Los partidos políticos están secuestrados por unos cuantos, el poder real más que político, es el económico, el transfuguismo de un partido a otro es práctica común. Un estudio realizado por Transparencia Internacional en 51 países analizó la corrupción de los partidos, México se encuentra entre los primeros lugares calificado “como muy corruptos” situación que últimamente se ha agudizado, no obstante, que la democracia electoral ha evolucionado y la institución electoral se ha ciudadanizado, pero no sólo basta con tener mejores leyes electorales, la actitud de los dirigentes debe ser distinta a la actual, los nuevos cuadros políticos en México deben considerar, que al tener mejores partidos, se lograrán mejores gobernantes; una sociedad sin política es imposible, como una democracia sin partidos no existe. Esa es la realpolitik.