Astrolabio Político
Por Luis Ramírez Baqueiro
12 de abril de 2016

“El buen liderazgo consiste en hacer menos y ser más.” – Tao-te Ching.

José Francisco Yunes Zorrilla, camina, medita, actúa y espera, como buen político analiza, evalúa, mide, sabe que su aporte a la campaña de Héctor Yunes Landa candidato al gobierno estatal por la Coalición “Unidos para Mejorar Veracruz”, es crucial y representa el arma secreta que necesitará el PRI, su partido para poder inclinar la balanza.

A pesar de que lo intentan empantanar y ensimismar en un conflicto moral al quererlo hacer solicitar licencia para sumarse de lleno a la campaña, el peroteño sabe que su aportación no está en acompañar al candidato por todo el estado, sino en brindarle el respaldo necesario que desde el centro opera de maravilla.

No de balde, el solo a gestionado la bolsa más alta de recursos federales directos a los municipios veracruzanos, más de tres mil millones de pesos, mismos que se han reflejado en acciones concretas, mejoramiento de carreteras, escuelas, apoyos directos al campo, mejoramientos que los propios alcaldes agradecen y saben de su deuda política con él.

Pero como el propio Pepe Yunes advierte, para que haya 2018, primero deberá haber 2016, y después un 2017, por eso su reacción no es otra más que seguir sumando, jalando la carreta en la cuesta más empinada de la que el priismo tenga historia, y es que los que se encargaron de llevarla hasta este punto, se ufanaron de mostrar su alto parentesco con los semovientes que en la realidad las arrastran, pues como verdaderos bueyes operaron para colocar al estado en el punto en el que se encuentra- el caos-.

El mismo candidato Héctor Yunes lo sostiene, como no estar preocupado, cuando todos los días un conflicto aflora en el escenario político, en la agenda prioritaria, la lectura no es errónea, a la misma Secretaría de Gobernación Federal y al Instituto Nacional Electoral (INE) le alarma, les preocupa y ocupan al menos cinco entidades – Chihuahua, Durango, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz-, en donde la violencia se focaliza por el crimen organizado con riesgo a provocar conflictos serios en pleno proceso electoral.

El diferendo entre el candidato oficial y el gobernador Javier Duarte es evidente, el recurso no fluye, ni fluirá, el mismo mandatario estatal lo ha señalado, Héctor Yunes no está en mi ánimo, ni yo en el suyo, por ello, les ha insistido y pedido a sus funcionarios no apoyar al Choleño so pena de fincarles responsabilidad y cesarlos de inmediato.

Pero para el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, la evidente distancia entre su gobernador y su candidato deberá zanjarse lo antes posible, por ello, todos los que sumen estarán en el barco, los que no, serán votados por la borda.

Pepe Yunes sabe de su compromiso con su partido, y más, sabe de los acuerdos con Héctor Yunes quien ha expresado que él nunca ha dejado de estar en su campaña, sabe el capital político que representa y valora al aliado que le acompaño para enfrentar la negativa gubernamental de postularlo.

En un momento en el que pareciera que las cosas no marchan a favor del PRI, Pepe Yunes será crucial, quizá llegado el momento se convierta en el factor de unidad que urgentemente demanda el PRI.

Sextante

El que continúa trabajando, caminando y conversando con la sociedad es Juan Bueno Torio, el candidato Independiente al Gobierno de Veracruz, sabedor de que será el caballo negro en la carrera por el gobierno de la entidad, mientras presenta propuestas, la más reciente encuesta de opinión dada a conocer por periódico El Financiero lo coloca como el cuarto candidato en posibilidades de ganar el gobierno de Veracruz, eso sin contar con el padrinazgo de un partido político, ello evidencia que el empeño del cordobés ha sido bien trabajado y hasta una sorpresita puede dar.

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@nullgmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx