aguasnegrasmar-720x362

Veracruz- 2016-04-2209:33:20- Olivia Hernández/

Río Grande, Río Medio y el Arroyo del Cable, los tres afluentes del norte de la ciudad de Veracruz, están contaminados. Dos de ellos son afectados directamente por el impacto de la mancha urbana.

La vocera de los vecinos del fraccionamiento Colinas de Santa Fe y los fraccionamientos del norte, Adela Blanco, señaló que la planta de tratamiento de Casas Geo y las colonias vecinas depositan sus aguas negras al Río Grande, provocando una alta contaminación en el afluente.

“Durante casi nueve años han botado las aguas negras hacia lo que es parte del Río Grande y de un vaso regulador de agua (Villarín), ya que las aguas negras ahorita ya no las absorbe la tierra porque el mismo excremento produce un limo que ya no permite que se absorban”, explicó Blanco.

Ayuntamiento 
no pude intervenir

Río Grande, que desemboca en el vaso regulador de Villarín y que coincide con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Colinas de Santa Fe que no funciona, es el afluente menos tocado por la contaminación en la ciudad, asegura el regidor con la comisión de Ecología y Medio Ambiente, José González.

“Este río se encuentra en gran parte virgen… y que las aguas que se depositen en este río cumplan con la Norma Oficial Mexicana 002”, dijo el funcionario y agregó que por ello se dará seguimiento a las denuncias ciudadanas para verificar que no se estén dañando los recursos naturales en la zona.

El Arroyo del Cable, o Canal del Cable, es uno de los más contaminados de la zona norte del puerto de Veracruz, que desemboca sus aguas negras hacia el mar.

“El arroyo del Cable es la continuación del Arroyo Vergara–Tarimoya el cual desemboca en la zona del paso a Playa Norte, ese arroyo es muy importante ya que en él concluyen las aguas de las colonias de la zona norte… van a formar parte del Arroyo del Cable y posteriormente del Golfo de México”, comentó el regidor.

Sin embargo, el ayuntamiento de Veracruz está imposibilitado para realizar obras de saneamiento en este tipo de afluentes pues, de acuerdo a la Ley de Aguas Nacionales corresponden a la Federación, de estos ríos tiene competencia la Comisión Nacional del Agua.

Polución termina
en el Golfo de México

Al norte de la ciudad también se encuentra el Río Medio, que comparte nombre con los fraccionamientos que fueron construidos a sus orillas y vaso regulador en la ciudad.

Este afluente no solo está contaminado por las descargas de aguas negras que descienden de los improvisados ductos de drenaje de la colonia irregular Las Granjas, sino también por la parte regularizada, donde los vecinos depositan desde llantas hasta partes de electrodomésticos y salas completas.

“Más que nada es el reflejo de la falta de cultura de algunos pobladores de este cuerpo de agua”, señala José González, regidor con la Comisión de Medio Ambiente.

Las orillas de este vaso regulador en la zona norte del puerto de Veracruz se han convertido en un basurero que desciende desde la calle donde están ubicadas las viviendas del fraccionamiento Río Medio III.

El regidor también informó que verificarán si una compañía constructora está rellenando el humedal cercano al río.

Ayer, mencionó, recibieron un reporte de un posible relleno del humedal en la zona. Sin embargo los inspectores de Medio Ambiente están corroborando si la construcción abarca únicamente un potrero, pues de lo contrario el hecho estaría penado según las normas municipales.

Recordó que el reglamento municipal prohíbe el relleno de humedales para la construcción de casa- habitación.

AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO