Sin remitente
Por Sabino Cruz V.
29 de abril de 2016

La entrega de las listas de los candidatos por el principio de mayoría relativa y de representación proporcional muestra una vez más el bajo nivel de conocimiento/respeto que [email protected] [email protected] tienen a una actividad administrativa y/o legislativa en la que va de por medio el futuro de miles de personas, la estabilidad social, la seguridad de las fronteras naturales y el respeto internacional. Lista, contra de lo esperado, en que no son considerados los mejores seres pensantes, mejor preparados en sus campos de procedencia, conocedores de problemáticas sociales, expertos en el diseño de políticas públicas en materia de seguridad, empleo, salud, educación, finanzas, cultura, turismo, tratados internacionales, etcétera; pero, sobre todo, éticamente responsables.

Muchos, sino es que la mayoría, de los que nos representan en congresos locales, presidencias y gubernaturas, sólo tienen el mérito de ser hijo de un ex presidente de la República, gobernador o profesor líder magisterial; cercanía con político encumbrado; haber sido secretario general de un gremio sindical, presidente de Instituto Político, etcétera. Hombres/mujeres que lejos están de hacer de los cargos de representación popular una vocación de servicio y apostolado.

Mercenarios del poder, que desconocen por completo que al ser el Estado una entidad política organizada (Weber, 1993), la política debe entenderse como la influencia de definir la trayectoria de una entidad política determinada, y los políticos, como unos entes “que aspiran a tomar parte del poder o influir en la distribución del mismo”, profesionales que tienen en la política un motivo de realización pública y no una fuente de ingreso económico o de retribución de sus actividades.

Estadista cuyas acción estén orientadas hacia el bien Común (santo Tomás de Aquino) o que construyan, aseguren o preserven la estabilidad social (Bertrand de Jouvenel). Muy diferente a los políticos veracruzanos, quienes en su mayoría son personas improvisadas, incapaces de cumplir con las funciones propias del cargo que ostentan, con un absoluto desconocimiento de la gestión pública, así como leyes, decretos, bandos, que “organizan la coexistencia humana en el contexto de la conflictividad derivada de lo político”.

La LXIII Legislatura que está por concluir tuvo entre sus filas a una ex reinas de bellezas [Anilú Ingram Vallines], a un hermano de ex alcaldesa de Veracruz-Puerto [Gustavo Gudiño Corro ], a un reportero y conductor de noticieros [Tonatiuh Polo Villanueva], a un ex secretario particular de ex gobernador de Veracruz [Cuauhtémoc Pola Estrada], a un hijo del cacique de los 400 pueblos [Marco Antonio Del Ángel Arroyo] y, por su puesto al sempiterno, líder “moral” del equipo político del SNTE-Secc. 32, Juan Nicolás Callejas Arroyo, que desde el año 2000 brinca del Congreso del Estado a la Cámara de Diputado.

La lista de los pluris para la LXIV legislatura, se compone de una conductora de noticiero de Televisa Veracruz [Araceli Baizabal Andrade]; una ex conductora de programa de revista matutina de la televisora estatal [Dalia E. Pérez Castañeda]; del hijo de Callejas Arrollo, que de presidente de colegiado sindical y secretario general pasa a experto en leyes y decretos [Juan Nicolás Callejas Roldán]; a un seudo político independiente y otrora aspirante a gobernador de Veracruz [Gerardo Buganza Salmerón);

Lista a la que se agrega una odontóloga, presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de Alvarado]; una hija de empresario tuxpeño y esposa de ex presidente municipal de Tihuatlán [Michelle Gustin Cárdenas]; un ex presidente del Servicio Nacional del Empleo [Sergio Rodríguez Cortés]; un líder de colonia que, de manera frecuente amenaza a la ciudad de Xalapa de dejarla sin agua [Orfilio García Ortiz].

Hombres y mujeres que ven en la res pública la forma más fácil de empoderamiento, enriquecimiento exprés; tener fuero, mandar a sus vástagos a estudiar al extranjero, contar con información privilegiada para obtener recursos a fondo perdido, hacerse de propiedades que están bajo el resguardo del Estado.

Las elecciones de este próximo 5 de junio, es la gran oportunidad de elegír a [email protected] mejores hombres/mujeres que habrán de vigilarán que los recursos se utilicen para lo que son etiquetados, que la cohesión social no acabe por romperse, que el estío no invada el ánimo de miles de jóvenes, que la corrupción haga metástasis; y que la confianza en la política y los políticos no acabe en el cesto de los papeles del baño.

COMENTARIO BREVE

Si al titular de la Secretaría de Cultura, don Rafael Tovar y de Teresa no le corre prisa por que se voten las leyes secundarias de esa entidad, que fue anunciada con bombos y platillos hace seis meses, que les va a apurar a los legisladores veracruzanos que la Ley para el Desarrollo Cultural del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave (Ley No. 21, febrero de 2010) tengan lo propio. Quizás ahora que regrese al Congreso su promovente [Dalia Edith Pérez Castañeda] recuerde que una ley sin reglamento es letra muerta.

Desde este espacio Felicito a [email protected] [email protected] del estado de Veracruz que con su lenguaje corpóreo, hilvanan historias que alegran/conmueven el corazón del hombre y la mujer. Seres etéreos que por un breve espacio de tiempo enajena el alma y reaniman en espíritu. Feliz Día internacional de la Danza 2016.

Referencia

http://res.uniandes.edu.co/view.php/828/index.php?id=828

http://www.webdianoia.com/contemporanea/mouffe/mouffe_lopolitico.htm

Weber, Max. 1993. El político y el científico. Madrid: Alianza.